Sudáfrica: 3 días en Ciudad del Cabo

Hoy regresamos a África para visitar Ciudad del Cabo, una de las ciudades más modernas, ''europeas'', turísticas y sin lugar a dudas bonitas del continente.

Ubicada en Sudáfrica, Ciudad del Cabo no es ni la capital del país (Pretoria), ni la ciudad más poblada (Johannesburgo), pero datos como su índice de desarrollo, producto interior bruto, o las bajas tasas de criminalidad y desempleo, la sitúan como primera ciudad de África en cuanto a nivel y calidad de vida, así como primer destino turístico del continente, gracias a los más de 2 millones de visitantes que acuden cada año a una ciudad con un entorno único en el mundo.

 

                                 

                        Casa Victoriana en Ciudad del Cabo                                      Zonas de ocio en el Puerto de la ciudad

 

La puerta de entrada para la mayoría de visitantes que llega a Ciudad del Cabo es su Aeropuerto Internacional, ubicado a unos 20 Km. Desde allí podemos tomar tanto autobuses (por unos 30 rand) como taxis privados (alrededor de 300 rand) que en menos de media hora nos dejarán en el centro de la ciudad.

El primer lugar al que me dirigí, tras el descanso de rigor, fue a Victoria & Albert Waterfront, ubicado en la zona del puerto. Se trata de un lugar repleto de bares, restaurantes, tiendas de souvenirs, cafeterías y casas de estilo victoriano que componen una de las zonas más agradables para pasear y tomar algo de la ciudad.

Desde esta zona parten además numerosos ferrys hacia uno de los lugares más visitados de Ciudad del Cabo, la Isla de Robben, que ubicada a unos 12 Km y declarada Patrimonio de la Humanidad, es conocida por albergar la prisión en la que estuvo Nelson Mandela durante casi 20 años.

 

                                 

                        Table Mountain vista desde el Puerto                                      Panorámica desde Table Mountain

 

Otra de las atracciones que si el tiempo acompaña se pueden contemplar desde el Victoria & Albert Waterfront es Table Mountain, la montaña símbolo de la ciudad, a la que no tardaría en dirigirme para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad.

Esta ''Montaña de la Mesa'', con su particular forma plana, debe su nombre a una constelación austral, la de la Mensa (mesa en latín) y alcanza una altitud de 1086 metros en su extremo oriental. Llegar desde el centro de la ciudad al Parque Natural nos llevará un máximo de 20 minutos en coche. Una vez allí, podremos subir caminando hasta la cima, aunque la opción más recomendable es la de tomar el telesférico, en la carretera Tafelberg (a unos 300 metros de altitud) que emplea apenas 3 minutos en realizar el trayecto, y desde el que disfrutaremos de unas vistas espectaculares.

Una vez en la cima hay multitud de opciones...miradores desde los que apreciar la ciudad y la costa atlántica, restaurantes con vistas panorámicas, tiendas de souvenirs o caminos por los que realizar senderismo....un lugar ideal para pasar el día y disfrutar de la naturaleza.

 

                                     

                    Acantilados próximos a Ciudad del Cabo                                      Pingüinos en la Playa de Boulders

 

Y es que la naturaleza es uno de los grandes atractivos no sólo de Ciudad del Cabo, sino también de sus alrededores, y prueba de ello fue Boulders Beach, mi siguiente visita y una de las playas más curiosas en las que he estado.

Ubicada junto a Simon's Town, a 42 Km al sur de Ciudad del Cabo, esta playa formada por rocas de granito es conocida por albergar a casi 3000 pingüinos africanos, establecidos allí desde principios de los 80, que habitan por la zona con total libertad y con los que es fácil interactuar, pues acostumbrados a los visitantes, no dudarán en acercarse a vosotros en busca de algún regalo en forma de comida.

Y sin duda, otra de las visitas más que recomendables en las inmediaciones de la ciudad es a Cape Point, reserva natural declarada Patrimonio de la Humanidad, con más de 7000 hectáreas repletas de fauna y flora local, en la que podéis disfrutar de playas, acantilados y lugares tan emblemáticos como el Cabo de Buena Esperanza.

 

                                 

                     Indicación del Cabo de Buenaesperanza                                            Paisaje costero junto al Cabo

 

De vuelta en la ciudad, otros lugares a visitar son Long Street, repleta de restaurantes y lugares para tomar algo, el barrio de Bo-kaap, con sus pintorescas casas de colores, el moderno Cape Town Stadium, con capacidad para 55.000 espectadores y sede del mundial de fútbol en 2010, o para los más atrevidos practicar algún deporte de aventura, como el parapente o el esquí acuático, muy populares en la zona.

Ciudad del Cabo es uno de esos lugares en los que me plantearía vivir algún día, o al menos, pasar una larga temporada, y es que lo tiene todo...un entorno natural único, buena oferta de servicios, comunicaciones, actividades deportivas, precios razonables....puede que el coste de los vuelos, al menos desde Europa, sea más alto del que nos gustaría, pero creedme, merece la pena, pues tanto la ciudad como el resto de la regíon bien merecen una visita.