Amsterdam, un viaje a la capital de los tulipanes

Continuamos nuestro recorrido por Europa hablando de Amsterdam, una de las ciudades más visitadas del viejo continente. Conocida como la ''Venecia del norte'' por sus numerosos canales, Amsterdam es célebre por su modernidad, tolerancia y libertad...además de ser un importante centro cultural y una de las ciudades más bellas de Europa. 

Con una población cercana a los 750.000 habitantes, hablar de Amsterdam es hacerlo de una ciudad joven, multicultural y llena de vida...pasear por las calles de su centro histórico, recorrer sus canales, pintorescos mercados..o visitar alguno de sus museos son sólo algunas de las opciones que nos ofrece una ciudad de estas características...ya sea para una visita express, como destino de nuestras vacaciones, o como parte de un itinerario por Europa, Amsterdam es uno de esos destinos a tener en cuenta...pero..¿a qué precio?, ¿es cierto que se trata de una ciudad cara?...En este post trataremos de valorar distintas opciones para sacar el máximo provecho de nuestro viaje a Holanda, partiendo de un presupuesto limitado que como veremos, nos puede llegar a dar mucho de sí.

 

                                            

                                             Canales de Amsterdam, una de las ciudades con más encanto de Europa

 

  • ¿Cuándo viajar a Amsterdam?

Personalmente considero que la mejor opción para visitar Amsterdam es durante el verano, en los meses de julio y agosto. Días largos...temperaturas que rondan los 15-20º, menor probabilidad de lluvias que en meses como junio o septiembre, y una cantidad de visitantes que, sin llegar a agobiar, crea un ambiente en toda la ciudad incluso más animado que durante el resto del año.

 

  • ¿Cómo hacerlo?

En caso de plantearnos una escapada a Amsterdam desde España, sin duda la mejor opción es el avión. Compañías como Transavia, KLM o Vueling operan desde las principales ciudades españolas al aeropuerto internacional de Schiphol en trayectos de entre 2 y 3 horas de duración, por precios que dependiendo de la época del año, pueden variar desde los 60€ hasta los 120€ ida y vuelta.

Ahora bien, en caso de que nuestra idea sea realizar un viaje por Europa, en el que queramos combinar nuestra visita a Amsterdam con otras ciudades, ya sea de la propia Holanda o de otros países, tendremos que tener en cuenta el tren y el autobús. Dada la excelente ubicación de Amsterdam, a ''mitad de camino'' entre varias capitales europeas y numerosos lugares de interés, se trata de una opción bastante factible...a modo de ejemplo, os dejo la distancia (por carretera) entre Amsterdam y algunas de las ciudades más importantes de su entorno:

 

     Amsterdam   -----   Bruselas   -----   211Km                        

     Amsterdam   -----   Brujas   -----   249Km                           

     Amsterdam   -----   Luxemburgo   -----   360Km                  

     Amsterdam   -----   Hamburgo    -----   466Km                  

     Amsterdam   -----   Paris   -----   504Km

 

Para ello, el autobús es la opción más económica. Existen diversas compañías que operan entre estas ciudades a diario, y no suele resultar necesario reservar con antelación para conseguir plaza, pues dada la elevada oferta, lo peor que puede pasar es que tengamos que esperar a coger el autobús que sale un par de horas más tarde. Personalmente, casi siempre he utilizado la compañía Eurolines...está implantada en la práctica totalidad de países europeos, y a pesar de que en ocasiones no sea la más barata, el servicio y las frecuencias son bastante buenas...además poseen ofertas para viajar en temporada baja, y descuentos en casos de reservar con antelación.

En cuanto al tren, hemos de tener en cuenta que en esta parte de Europa es relativamente caro, por lo que nos puede interesar adquirir alguna de las modalidades del billete Interrail, que aunque no sea especialmente ''barato'', nos supondrá un ahorro en comparación con la compra de billetes de forma individual. Para revisar horarios, frecuencias etc..recomiendo la página de DB Bahn, la empresa ferroviaria alemana, en la que podemos consultar horarios de prácticamente cualquier tren europeo, tenga o no parte de su recorrido en Alemania.

En cuanto al transporte entre ciudades holandesas, el tren es la mejor opción...llega a prácticamente cualquier lugar, es rápido, puntual, dispone de una gran variedad de frecuencias y los precios no resultan especialmente caros..a modo de ejemplo, en el año 2012, compré un billete desde Amsterdam a Rotterdam (unos 90 minutos de trayecto) por 13,40€ ida.

 

  • Alojamientos

Amsterdam no es una ciudad excesivamente grande, sin embargo el elevado número de turistas que visitan la capital holandesa durante todo el año, hacen que posea una oferta bastante amplia en cuanto a alojamientos. No se trata de una ciudad barata, pero en comparación al nivel de vida del país, resulta aceptable encontrar habitaciones compartidas en Hostels o albergues de juventud por unos 18 - 25€ la noche, incluso en temporada alta. La ciudad recibe una gran cantidad de turismo joven, por lo que parece cuidar la oferta turística dedicada a este tipo de público ''lowcost''. Sin embargo, algo que debemos tener en cuenta, es que los precios de los albergues en Amsterdam aumentan prácticamente el doble durante los fines de semana, cuando la afluencia de turismo es todavía mayor..por lo que, si a nuestros efectos es indiferente viajar entre semana, podríamos ahorrar gran parte de nuestro presupuesto.

En cuanto a los hoteles en Amsterdam propiamente dichos, la oferta continúa siendo amplia, y no resulta excesivamente complicado encontrar un alojamiento con relación calidad-precio aceptable...sin embargo, hemos de tener en cuanto que el gasto se multiplica en relación a los hostels, encontrando unos precios más acordes al nivel económico de la ciudad. No obstante, reservando con algo de antelación, podemos encontrar habitaciones con baño privado por un rango de entre 70 y 120€ la noche, con el desayuno incluído.

 

  • Transportes

En cuanto al transporte en la ciudad de Amsterdam, hemos de tener en cuenta que las distancias no son demasiado amplias, sobre todo en el centro histórico, por lo que podemos desplazarnos cómodamente a pie, o como la mayoría de sus habitantes, en bicicleta (que podemos alquilar fácilmente a lo largo de diversos puntos de la ciudad).

En caso de que para ir a algunas estaciones, como la de autobús, o alguna atracción algo más alejada del centro, necesitemos utilizar el transporte público, recomiendo utilizar el tranvía, muy frecuente a lo largo de toda la ciudad. El billete sencillo, con validez de una hora, cuesta 2,70€...aunque podemos adquirir bonos diarios (7,50€), o de 2 y 3 días, por 12 y 16€ respectivamente.

 

  • Comidas

A la hora de comer, los restaurantes tradicionales en Amsterdam suelen ser algo ''caros'' para un bolsillo lowcost, por lo que en caso de que nuestro presupuesto sea algo reducido, una de las opciones es acudir a los típicos restaurantes de comida rápida habituales en cualquier ciudad europea, ya sean Mcdonalds, Burguer Kings, KFC...que abundan a lo largo de toda la ciudad. Personalmente, durante mi estancia en Amsterdam, aproveché la cocina de mi hostel (la práctica totalidad disponen de ella) para cocinar mi propia comida y destinar ese dinero a otro tipo de atracciones...los supermercados, si bien algo más caros que en España, tampoco suponen una diferencia de precio muy importante con respecto a los que estamos acostumbrados, y en comparación a los restaurantes, suponen un ahorro considerable.

En cualquier caso, si os apetece probar la gastronomía holandesa, esta se compone de bastantes platos ''calientes'', como sopas, estofados...una variedad considerable de carnes y productos como las ostras o los arenques, provenientes del Mar del Norte, además de la patata, presente en todas sus versiones. Uno de los productos estrella en Holanda es el queso...mi recomendación es que acudáis a las tiendas de quesos más tradicionales, ubicadas junto al Mercado de las Flores, en las que son frecuentes las degustaciones gratuítas prácticamente a diario, y no sólo de quesos, sino productos como el chocolate, pastas y otros dulces tradicionales.

 

                   

                                            I Amsterdam, frente al Rijksmuseum                         Calle del Barrio Rojo

 

  • ¿Dónde ir? 10 Visitas imprescindibles en Amsterdam

 

Plaza Dam: hablar de esta plaza es hacerlo del centro neurálgico de la ciudad. Repleta de gente, y con buen ambiente a prácticamente cualquier hora del día, es uno de los lugares cuya visita es imprescindible en todo recorrido por Amsterdam. En ella, podemos visitar el Palacio Real, de estilo neoclásico, el museo de cera Madame Tussaud o el Monumento Nacional, de 22 metros de altura y construído en memoria de los caídos durante la II Guerra Mundial.

 

Canales de la ciudad: considerados como uno de los elementos más representativos de Amsterdam, los canales concéntricos que recorren la ciudad son uno de los principales atractivos que encontraremos durante nuestro recorrido por la capital holandesa. Declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sus puentes, casas flotantes, e incluso pequeñas islas, nos acercarán algo más a la esencia de la ciudad. En ellos podemos realizar recorridos en barco, cuyos precios, dependiendo de la hora y duración del mismo, rondarán los 15-25€...una opción recomendable.

 

Barrio Rojo: a diferencia de otros barrios rojos europeos, el de Amsterdam (uno de los más famosos del mundo), lejos de ser sinónimo de delincuencia o peligrosidad, se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Por él transcurren diariamente multitud de turistas, incluídas familias al completo, en busca de los peculiares escaparates, letreros luminosos o coffe shops. Mi consejo es que lo visitéis al anochecer, momento en el que apreciaréis el contraste del día y la noche en una de las zonas más animadas de la ciudad.

 

Rijksmuseum: Rembrandt, van Leyden, Hals, Vermeer, Rubens o el propio Goya son algunos de los autores cuyas obras podremos visitar en el considerado como mejor museo de Holanda. En el Rijksmuseum podemos hacer un recorrido histórico y artístico por la Holanda de los últimos 500 años, además de disfrutar de diversas obras egipcias, asiáticas o artesanales. Uno de los máximos exponentes de la oferta cultural de la capital holandesa. Abre a diario, de 9 a 17 horas, y el precio de la entrada es de 15€.

 

Mercado de las flores: una de las visitas que más me agradó en Amsterdam fue la que realicé al mercado de las flores, ubicado en pleno centro de la ciudad..la mezcla de colores, aromas..y en general, el ambiente que allí se respiraba resulta ciertamente especial. Además de flores, entre las que sin duda destaca el tulipán, en este mercado podremos adquirir todo tipo de simillas para plantar en casa, algo que sin duda se agradece dado el difícil transporte de las flores durante el viaje de vuelta. Uno de esos rincones que no hay que perderse en la ciudad.

 

                  

                                              Plaza Dam, centro de Amsterdam              Puesto del Mercado de las flores

 

Museo Van Gogh: se trata, junto a la del Rijksmuseum, de la otra visita imprescindible para todos los amantes del arte que viajen a Amsterdam. Ubicado en dos edificios, este peculiar museo alberga más de 600 obras del genial Van Gogh, incluyendo pinturas, como la ''Recámara de Vincent'' o el ''Autorretrato frente al bastidor'', dibujos, e incluso cartas escritas por el autor. El precio de la entrada es de 15€, y el horario es de 9 de la mañana a, según la época del año, 5 o 6 de la tarde, a excepción del viernes, día en el que cierra a las 10.

 

Vondelpark: con más de 470.000 metros cuadrados, hablar del Vondelpark es hacerlo del parque más conocido de Amsterdam, y de toda Holanda. Con una excelente ubicación, en las proximidades del centro histórico, y a pocos metros del Rijksmusem o del Museo Van Gogh, se trata del lgar ideal para relajarse, descansar, pasear o practicar algún deporte. Uno de mis lugares favoritos de la capital holandesa.

 

Oude Kerk: construída en 1302, y consagrada por el obispo de Utrecht en 1306, la Oude Kerk (o iglesia vieja) presume de ser el edificio más antiguo de la ciudad de Amsterdam. Algo que llama la atención de este templo calvinista es su ubicación, pues se encuentre en el distrito de De Wallen, ¡en pleno Barrio Rojo!. En ella podemos disfrutar de la mayor bóveda medieval de madera construída en Europa, de su imponente órgano, y en definitiva, de la tradicionalidad de uno de los templos más representativos de Amsterdam.

 

Leidsplein: esta plaza ubicada junto al canal Singel es uno de los lugares en los que mejor se experimenta la vida nocturna de la capital holandesa. No es un lugar muy amplio, sin embargo está repleto de bares, cines, restaurantes, discotecas o teatros...y por ella discurren a lo largo del día numerosos músicos y artistas callejeros realizando sus espectaculos. No podemos hablar de visita obligada, pero en caso de querer salir por la noche y ''disfrutar'' del ambiente de la ciudad, es un lugar muy recomendable.

 

Fábrica y museo Heineken: para los amantes de la cerveza, una visita a la fábrica y museo Heineken puede resultar una experiencia bastante entretenida e interesante. Ubicada en la primera destilería que utilizó la popular marca, esta exposición nos permite conocer algo más de los ingredientes, procesos de fabricación y distribución de la bebida, además de disfrutar de una degustación. El precio es de 17€, y la exposición se realiza a diario.

 

                   

                                           Van Gogh, muy presente en la ciudad               El queso, producto tradicional

 

Amsterdam, y en general toda Holanda, es un destino que bien merece la pena visitar. Mi primer viaje al país se remontaría al verano de 2012, como parte de la ruta París - Helsinki, y lo que en principio era una visita de un par de días, se convertiría en más de una semana de recorrido por un país que por encima de ciudades con encanto, bicicletas, tulipanes, quesos o los célebres coffe shops, tiene una población hospitalaria, amable, abierta y tolerante...¿a qué esperáis para visitarla?; )

Un saludo a todos!

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo