Barcelona, un paseo por la ciudad condal

Barcelona, con una población superior al millón y medio de habitantes, no es sólo una de las ciudades más visitadas de Europa, sino de todo el mundo.  Ubicada a orillas del Mediterráneo, la ciudad posee una situación privilegiada..a escasos kilómetros de Los Pirineos, en las proximidades de la frontera con Francia y con una gran cantidad de atractivos en sus alrededores, Barcelona ofrece multitud de atractivos para el viajero...cultura, ocio, arte, playa, montaña, gastronomía, actividades deportivas...además de una eficaz red de transportes y una oferta hotelera muy completa. En este post trataremos de reunir algunos datos y cuestiones de interés que pueden ayudarnos a la hora de preparar una visita a la ciudad condal, ya sea desde dentro de España, o bien desde fuera de nuestras fronteras...¿por dónde empezar?, ¿cuándo visitar la ciudad?.

 

                               

                                           Barcelona desde el Park Güell, uno de los puntos más visitados de la ciudad

 

  • ¿Cuándo viajar a Barcelona?

Realmente cualquier época del año es buena para viajar a Barcelona, pues la diversidad de actividades que ofrece la ciudad hacen atractiva su visita durante todo el año. No obstante, al igual que en el resto de grandes ciudades, y especialmente en las que están situadas en la costa, considero la primavera, desde el mes de marzo hasta finales de junio, así como el mes de septiembre, las épocas ideales para realizar nuestro viaje, dadas las aglomeraciones que en verano podemos sufrir en playas, monumentos, lugares de interés..así como la dificultad que podemos encontrar a la hora de buscar alojamiento. El invierno no es una mala época para visitar la ciudad, especialmente en navidad, sin embargo Barcelona es una ciudad para vivirla, pasear por ella, disfrutar de sus calles, su puerto..por ello considero la primavera y el otoño mucho más atractivos, dado el clima y las horas de sol que encontraremos en la ciudad.

  • ¿Cómo hacerlo?

Barcelona es una ciudad ideal para visitar de por libre, sin necesidad de contratar tours o viajes programados, ya que las facilidades que encontramos en cuanto a transportes, alojamientos..hacen que podamos programar fácilmente nuestra visita desde casa. En caso de optar por viajar a la ciudad condal en avión, Barcelona cuenta con uno de los aeropuertos más importantes a nivel europeo, el del Prat de Llobregat, a tan sólo 12 Km de la ciudad. Numerosas compañías de bajo coste comunican la práctica totalidad de aeropuertos españoles con Barcelona, siendo posible encontrar verdaderas gangas (desde los 20-30€ ida y vuelta) hasta los 50-60€. En caso de optar por el tren, la principal estación de la ciudad es la de Barcelona-Sants, ubicada en el centro e igualmente conectada con la línea de metro de la ciudad.

En cuanto al autobús, la estación principal es la de Barcelona-Nord, igualmnente ubicada en el centro de la ciudad, a un paso de la estación de metro de Arc de Triomf y del Parc de la Ciutadella.

  • Alojamientos

Barcelona es una de las ciudades europeas más visitadas, y como tal, posee una oferta de alojamientos muy considerable para todo tipo de bolsillos. Desde los youth hostel o albergues de juventud por unos 10€ la noche, reservables en webs como Hostelworld o Hostelboockers, hasta hoteles con encanto a precios accesibles, ubicados tanto en el centro como en las zonas de playa y montaña de los alrededores. Otra buena opción es la del alquiler de apartamentos de Oh-Barcelona por días, dada la relación calidad-precio y las facilidades que en ellos podemos encontrar. Sea cual sea nuestro presupuesto, gusto y necesidades encontraremos un lugar que se adapte a nosotros, pues la oferta es de las más importantes a nivel europeo.

  • Transportes

Gracias a la excelente red de transporte público de Barcelona movernos por la ciudad no supondrá ningún tipo de problema. Cómodo, eficaz y a precios competitivos, el metro supone la forma más rápida de desplazarnos a prácticamente cualquier punto de la ciudad, gracias a sus 164 estaciones repartidas en 11 líneas a lo largo de más de 120km de extensión. Además, Barcelona cuenta con una completa red de autobuses y tranvías. El precio del billete sencillo en cualquier medio de transporte público es de 2€, aunque también existen diversos abonos, como el diario por 7€, el de 10 viajes por 9,45€, o los de 2 y 3 días, por 13 y 18,8€ respectivamente.

  • Comidas

Viajar a Barcelona puede suponer la oportunidad perfecta para degustar la excelente gastronomía catalana...productos mediterráneos, de montaña...no dudéis en visitar cualquier bar, cafetería, restaurante o masía para tomar los excelentes embutidos de la zona, el tradicional pa amb tomàquet, la escalivada, el fideuá, los arroces, los calçots, o la exquisita crema catalana. Una gastronomía saludable, compuesta por productos que a buen seguro no os defraudarán.

 

             

                                                        La Sagrada Familia                        Plaza Catalunya, centro de Barcelona

 

  • ¿Dónde ir? 10 Visitas imprescindibles en Barcelona

 

Sagrada Familia: máximo exponente de la arquitectura de Gaudí, la Sagrada Familia no es sólo uno de los lugares más visitados de Barcelona, sino uno de los principales símbolos de la ciudad. Su construcción comenzaría allá por el 1882, y a pesar de las dificultades que a lo largo del tiempo a sufrido durante su construcción, se espera que la obra sea terminada en un periodo cercano a los 15 años. Realmente es un lugar mágico, diferente..sus diversas fachadas, decoración, interior..e incluso las vistas que podemos contemplar desde lo alto de sus torres hacen de esta una visita obligada en la ciudad.

 

Las Ramblas: hablar de Las Ramblas es hacerlo de una de las zonas más conocidas y transitadas de la ciudad. Disfruta de un paseo repleto de pequeños puestos, comercios, tiendas y restaurantes en los cerca de 1,2 Km que unen la zona del puerto con la Plaza Catalunya. Una visita obligada a un lugar repleto de vida, dinamismo y diversión. Además, dada su ubicación, podremos llegar fácilmente a otros puntos de interés de la ciudad, como el Monumento a Colón, situado en su extremo sur, o el Port Vell, una de las principales zonas de ocio de la ciudad.

 

Parque Güell: Inaugurado en 1922 y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984, esta genial obra de Gaudí se ha convertido en uno de los principales lugares de interés de la ciudad, así como en uno de los jardines más visitados de todo el país. Sus estructuras, figuras, monumentos y mosaicos, repartidos en más de 17 hectáreas, trasladan al visitante a un lugar mágico, especial, que a buen seguro no os defraudará. Una visita muy recomendable.

 

Barrio Gótico: Ubicado entre las Ramblas, la Plaza Catalunya, el Paseo de Colón y la Vía Laietana, hablar del Barrio Gótico de Barcelona es hacerlo no sólo del más antiguo, sino probablemente del más hermoso de la ciudad. Situado en pleno centro de la ciudad condal, parece obligatorio aprovechar nuestra visita a Barcelona para perdernos por sus calles, edificios y pequeños comercios. Uno de los paseos más agradables de la ciudad.

 

Casa Batlló: Ubicada en el Paseo de Gracia, la Casa Batlló es considerada como la obra maestra de Gaudí, así como uno de los máximos exponentes de la arquitectura modernista. Construída en 1906 por encargo del industrial Josep Batlló, el edificio es considerado como una verdadera obra de arte, y lo cierto es que sus formas, balcones, salones o ventanales se han convertido en uno de los símbolos de la Barcelona más cultural. Una visita imprescindible en la ciudad.

 

Plaza Catalunya: Situada en pleno centro, y nexo entre el ensanche y el casco antiguo de Barcelona, hablar de la Plaza Catalunya es hacerlo sin duda del centro neurálgico de la ciudad. Su extensión, ubicación y la cantidad de comercios, grandes almacenes y terrazas de sus alrededores hacen de este el punto de reunión a diario de miles de barceloneses. Desde aquí podremos acceder a puntos tan emblemáticos como las Ramblas o el Paseo de Gracia, tomar un respiro en cualquiera de sus cafeterías o simplemente detenernos a contemplar el día a día de la ciudad.

 

Catedral de Barcelona: Con su impresionante fachada de estilo gótico, la Catedral de Barcelona, también conocida como la Seu, es junto a la Sagrada Familia el templo más importante de la ciudad, así como de toda Catalunya. Construída sobre la antigua catedral románica, e inaugurada a mediados del siglo XIV, sería declarada Bien de Interés Cultural, así como Monumento Artístico-Histórico Nacional. En ella podemos visitar lugares como la Cripta de Santa Eulalia, la Capilla del Santo Cristo de Lepanto, o su impresionante Claustro.

 

Montjuic: El Palacio Nacional de Barcelona, el Estadio Olímpico Lluis Companys o el Palau Sant Jordi son sólo algunos de los lugares que podemos visitar durante nuestro paseo por Montjuic, una montaña que con sus cerca de 200 metros de altura parece coronar la ciudad de Barcelona. Además, desde allí podremos contemplar algunas de las mejores vistas de la ciudad. Un paseo fácil, cómodo y recomendable, especialmente desde la Plaza de España, dadas las buenas comunicaciones existentes.

 

Camp Nou: el deporte es un elemento muy presente en el día a día de la sociedad barcelonesa, y qué mejor exponente que uno de los estadios de fútbol más grandes del mundo. Con una capacidad cercana a los 100.000 espectadores, el estadio del FC Barcelona es el que posee más capacidad de Europa, y uno de los recintos más carismáticos del fútbol continental. Gracias a la Camp Nou Experience, el visitante puede recorrer las gradas, vestuarios, palco, o sala de prensa, además de la tienda, el museo o el propio cesped. Una visita recomendable que los aficionados al fútbol difícilmente olvidarán.

 

Torre Agbar: Con sus 145 metros de altura, los 34 pisos de la Torre Agbar se han convertido en uno de los símbolos más característicos del skyline de Barcelona. Inaugurado en 2005, esta peculiar torre llama la atención especialmente durante la noche, momento en el que sus más de 4000 dispositivos luminosos proyectan diversas imágenes llamando así la atención de los habitantes de la ciudad. A pesar de tratarse de un edificio principalmente de oficinas, merece la pena al menos acercarse hasta él, pues su diseño, dimensiones y estructura son practicamente únicos en todo el país.

 

          

                                      Museo Nacional de Arte de Catalunya             Casa Batlló, en el Paseo de Gracia
 
 

Barcelona es una ciudad especial, diferente..un destino repleto de vanguardia, modernidad y a la vez, tradiciones, pero sobre todo un lugar repleto de vida...millones de personas viajan cada año una ciudad que sin duda tiene mucho que ofrecer..jóvenes, mayores, familias...sea cual sea tu condición encontrarás tu lugar..a qué esperas para visitarla?

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo