Preparar un viaje a Rusia 5 Preguntas frecuentes.

¡Ya estoy de vuelta! Tras 8 días increíbles en Rusia, toca volver a casa y hacer balance de un viaje espectacular en todos los sentidos...grandes ciudades, pueblos con encanto, naturaleza, catedrales, museos, templos que parecen sacados de un cuento, gastronomía...y en definitiva, una cultura única en el mundo!.

Sin embargo, planificar un viaje a Rusia no siempre es fácil, pues son muchas las dudas que nos asaltan...especialmente en todo lo relacionado a visados, papeleo, seguridad, idioma...y es que Rusia, a pesar de sus atractivos, parece que todavía no es un destino turístico al uso...por ello os dejo este artículo con 5 de las cuestiones que más suelen inquietarnos a la hora de preparar este viaje...y que os aseguro, no deben echarnos para atrás a la hora de visitar un país increíble!

 

            

                 Mapa de la Federación Rusa, el país más extenso del mundo

 

1) Visado

El visado es, con toda probabilidad, el elemento que más quebraderos de cabeza nos ocasiona a la hora de preparar un viaje a Rusia...¿Cuánto cuesta?¿qué tipo de visados existen?¿cuánto tarda en expedirse?...estas y otras preguntas, además del proceso paso a paso que llevé a cabo para su obtención, las explicaré con detalle en el próximo post sobre cómo conseguir el visado ruso.

A modo de adelanto, os digo que el visado puede obtenerse en unas 2-3 semanas, que su precio rondará los 100€ (turístico, de una sola entrada) y que los documentos que necesitamos para su solicitud son:

- Pasaporte

- Formulario de solicitud del visado

- Carta de invitación o ''visa support''

- Seguro médico válido en Rusia

- Justificante del pago de tasas

En cualquier caso, es un proceso que prefiero explicaros en un post aparte, mucho más detallado, pues los tipos de visados, su precio, formas de solicitud etc...son de lo más variados, aunque lo cierto es que conseguir el visado de forma independiente es mucho más fácil de lo que pensaba, pues la obtención de estos documentos es muy sencilla, y en la mayoría de casos, fácilmente tramitable desde casa.

 

          

        Catedral de San Basilio, Moscú              Iglesia de la Ascensión, San Petersburgo

 

2) Idioma

Uno de los tópicos a la hora de viajar a Rusia es que, por lo general, parece que el uso del inglés está bastante limitado. Es cierto que, en parte, esto es así...pues la mayoría de población, especialmente la gente mayor y de mediana edad, habla únicamente ruso...sin embargo, en el sector turístico (recepción de hoteles, albergues, restaurantes céntricos, tiendas de souvenirs...) los comercios siempre suelen contar con alguien que hable inglés, y en caso contrario, harán lo posible por entenderse con vosotros mediante signos, dibujos...en general, si bien es cierto que existe una pequeña barrera, esta no es ni mucho menos insuperable.

A modo de resumen, diría que si vuestra intención es simplemente la de viajar por Rusia, el idioma no es un problema...si vuestra intención es la de vivir, trabajar, estudiar o conocer gente local y profundizar en una relación, probablemente sí...pero una buena forma de comenzar a soliviantar este problema es aprendiendo el alfabeto cirílico, algo perfectamente factible en un par de días y que a nivel de calle (ver direcciones, leer un menú, entender las estaciones de metro...) os será de gran ayuda.

 

            

                   Alfabeto cirílico, presente en Rusia

 

3) Transportes y Alojamientos

Transporte: mi experiencia con los medios de transporte rusos, ya sea entre ciudades o dentro de las mismas, ha sido bastante satisfactoria. Es cierto que en este viaje no he tenido la oportunidad de visitar Siberia o el lejano oriente ruso, por lo que no puedo opinar sobre la red del transiberiano o el estado de las vías y trenes en esta zona, pero al menos en la ''Rusia europea'' es bastante aceptable.

Dentro de las ciudades, el metro resulta, sin lugar a dudas, la mejor opción...no sólo por su precio, bastante asequible (en Moscú el billete sencillo cuesta 50 rublos, menos de 1€) sino porque además, en Moscú o San Petersburgo, la frecuencia de horarios, trenes y el número de estaciones, nos comunicarán bastante bien con la práctica totalidad de la ciudad.

Para desplazarnos entre ciudades, os dejo el enlace de RZhD, la ''renfe'' rusa, que gracias a la modernización que ha sufrido en los últimos años, nos permite consultar horarios de rutas, precios, y comparar entre las distintas clases y tipos de trenes, pudiendo comprar el billete online y en muchos casos, recibirlo por email en formato electrónico.

Alojamientos: en cuanto al alojamiento, en Rusia, al igual que en la práctica totalidad de destinos que he visitado, he utilizado ''hostels'' o albergues de juventud, y lo cierto es que estoy bastante satisfecho con los dos en los que he estado. En San Petersburgo me alojé en el Hostel Scandinavia, por el que pagué 7€ la noche en una habitación compartida, y en Moscú en el Bear Hostels Arbatskaya, en plena calle Arbat, a sólo 15 minutos del Kremlin, pagando apenas 5€ la noche.

En ambos casos resultaron ser lugares bastante céntricos, limpios, seguros...y en los que me fue fácil entablar conversación, a pesar de que la mayoría de huéspedes fueran rusos o de repúblicas ex-soviéticas. Incluso los empleados fueron de lo más amables, interesándose por mi viaje y recomendándome lugares ''no habituales'' que visitar.

En definitiva, tanto el transporte como los alojamientos en Rusia son similares a los que podemos encontrar en buena parte de Europa, existiendo posibilidades para todos los gustos y bolsillos, incluídos los ''low cost''...por lo que el nivel de seguridad, comodidad, limpieza, hospitalidad y precios se asemejarán a los que podáis encontrar en Berlín, Praga o Budapest.

 

          

                                                Estación de Yaroslavsky                                           Metro de Moscú

 

4) Moneda y Precios

Una de las grandes sorpresas de este viaje. Tradicionalmente, San Petersburgo y Moscú son aludidas como ciudades muy caras (en el caso de Moscú, como la más costosa del mundo)...algo que para nada es así.

Algo que debemos tener en cuenta es que Moscú es una ciudad muy grande...y además, muy poblada...efectivamente hay muchos millonarios, tiendas y restaurantes de lujo...pero también gente humilde, una gran clase media...y por tanto, opciones para todos los gustos y bolsillos.

En muchos programas de televisión, al hacer referencia a Moscú, nos muestran coches deportivos o millonarios gastando su dinero en tiendas exclusivas, pero lo cierto es que un billete de metro, al cambio, cuesta unos 0,80€, un BigMac 4€, un menú completo en un restaurante My - My (franquicia de comida rusa, muy popular en el país) en torno a 6€, una habitación compartida en un albergue menos de 10€, y un billete de tren a Sergiev Posad, a hora y media de Moscú, 3€.

En definitiva, Moscú, San Petersburgo, y en general, las grandes ciudades rusas, no resultan baratas, pero tampoco caras o innaccesibles, siempre que controlemos el gasto y hagamos una ''vida normal''...de hecho me atrevería a decir que, por lo general, los precios (de transportes, supermercados..) son inferiores a los españoles, y mucho más bajos que en ciudades como Londres, París o Bruselas.

En cuanto al cambio de moneda y la obtención de rublos, existen múltiples opciones. Por un lado, empresas como Globalexchange se encargan de gestionar online este cambio de divisas, enviándonos a casa la cantidad que deseemos en menos de 72 horas, algo que nos puede ayuda a planificar el gasto durante nuestro viaje.

Para los más aventureros, y en el caso concreto de Rusia, hemos de saber que es frecuente encontrar locales de cambio de divisas en las zonas más turísticas, aunque no tanto en zonas rurales o menos visitadas...por lo que mi consejo es que si queréis evitar usar tarjetas de crédito (aceptadas a cambio de una comisión en la mayoría de locales) llevéis una pequeña provisión de rublos, para hacer frente a vuestros gastos al menos durante los primeros días.

 

             

                 Billete de 500 rublos, moneda oficial de Rusia

 

5) Seguridad

Una de las mayores incógnitas que afrontaba en este viaje a Rusia era el tema de la seguridad...el hecho de viajar en solitario, tener que frecuentar estaciones a altas horas de la mañana, el deseo de salir por la noche en ciudades como Moscú o San Petersburgo...incluso la corrupción, algo que en foros y programas de televisión percibía como algo de lo más habitual, hacía que me cuestionara si viajar de forma independiente a Rusia era algo realmente factible.

Pues bien, tras frecuentar estaciones de metro, tren y autobús a todas horas, salir por la noche en Moscú y San Petersburgo, hablar con policías y funcionarios y pasar controles fronterizos, puedo afirmar que Rusia es un país seguro.

Como en cualquier gran ciudad europea, hemos de mantener ciertas precauciones, y en definitiva, actuar con sentido común...pero mi experiencia es que Moscú o San Petersburgo son tan o más seguras que Madrid, Londres o París. Hay algunos barrios poco recomendables, especialmente de noche, pero se encuentran alejados del centro y las zonas turísticas habituales...los alrededores del Kremlin y la Calle Arbat en Moscú o la calle Nevsky Prospect y la zona del Hermitage en San Petersburgo, por ejemplo, son seguras a lo largo de todo el día.

 

         

                                                  Universidad de Moscú                             Panorámica de Sergiev Posad

 

Viajar a Rusia es, en definitiva, mucho más sencillo de lo que podemos imaginar....es cierto que tenemos que soportar cierta ''burocracia'' a la hora de conseguir el visado, y que comunicarnos será, en ocasiones, más difícil de lo que nos gustaría...pero a cambio tendremos la oportunidad de disfrutar de uno de los países más diversos e interesantes del mundo! No te lo pienses...Rusia y su cultura te están esperando!; )

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo