Decidido el gran viaje de 2014!!

Por fin llega el verano, el momento más esperado del año...ese en el que puedo coger el calendario y decidir con toda libertad dónde voy a pasar los próximos días, semanas...hasta que llegue el mes de septiembre, en el que generalmente la rutina del día a día vuelve a comenzar.

Como de costumbre, no ha sido fácil decidir el destino de mi ''gran'' viaje del año, ese en el que empleo más tiempo del habitual, y en el que más allá de un periodo de vacaciones, busco completar un reto, un desafío...si en 2012 realicé la ruta París - Helsinki, por tierra, atravesando 12 países, o en 2013 el reto de visitar 10 estados de EE.UU, en menos de 1 mes, además del sur de Canadá, en este 2014 mi desafío volverá a estar en Europa, terminando un viaje que comencé 4 años atrás.

En el verano de 2010, época en la que considero comenzó mi aventura viajera, realicé la primera de mis rutas por Europa del este, volando a Italia, y visitando durante casi 2 semanas los países de Eslovenia y Croacia. Aquel viaje estuvo lleno de aventuras, buenos momentos...pero en el momento de volver a casa, sentí la necesidad de continuar, de ver más...la historia de los Balcanes, así como de la antigua Yugoslavia, siempre me ha apasionado...el hecho de que un territorio del tamaño de España esté compuesto en la actualidad por 7 países, cada cual con sus diferencias religiosas, culturales y sociales, me ha llamado durante años poderosamente la atención, y desde aquel viaje, siempre he esperado el momento de volver y recorrer cada uno de esos territorios, de esos nuevos estados, para entender mejor la compleja historia de uno de los principales cruces de caminos del mundo...pues por fin, ese momento ha llegado.

           

                    Itinerario desde Bologna a Atenas, atravesando 7 países          

 

Mi ''gran viaje'' de 2014 comenzará en Italia, al igual que hace 4 años, desde donde partiré para visitar 5 países de la ex-Yugoslavia, con sus respectivas capitales: Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina, Serbia y Macedonia, la tierra de Alejandro Magno, desde donde partiré a Grecia, una de las civilizaciones con más historia del mundo, en la que visitare sus dos principales ciudades: Thesalónica, y su capital, Atenas. Una vez en Atenas, comenzaré la vuelta a casa deteniéndome en Roma, la ciudad eterna, un lugar que tras mi primera visita, allá por el 2011, se convertiría en una de mis ciudades favoritas.

En total visitaré 7 países, de los que 4 serán totalmente nuevos para mí. En principio mis rutas siempre están abiertas a cambios, modificaciones de última hora, o improvisaciones que realizo durante el trayecto, aunque tras varias semanas de planificación, estos serán, a grandes rasgos, los lugares que visitaré en cada país:

Italia

 

Italia supondrá, como dije, el punto de comienzo del viaje. Llegaré al país a través de Bologna, una ciudad repleta de encanto, que pude visitar durante mi viaje por la Toscana y San Marino en la primavera de 2012. Desde allí, cogeré un tren a Trieste, ciudad costera, prácticamente fronteriza con Eslovenia y repleta de historia. Al finalizar mi viaje, volveré a Roma, donde disfrutaré de un par de días en la ciudad, visitando el Coliseo, la Fontana de Trevi, el Vaticano...una visita sin duda especial.

 

Eslovenia

 

Mi vuelta a Eslovenia será sin duda especial, pues se trata de uno de mis países favoritos. En principio disfrutaré de 3 días en la capital, Ljubljana, una de las ciudades europeas más bellas e infravaloradas que conozco, con su centro histórico, la Plaza de los Tres Puentes, el barrio de Metelkova, la zona del Ayuntamiento, el Puente de los Dragones...aunque seguramente dedique algún día a realizar una excursión por los alrededores. Piran, Maribor, Bled...las posibilidades que ofrece este país son inmensas!

Croacia

 

En Croacia estaré apenas un día, en la ciudad de Zagreb, la capital, en la que visitaré su Catedral, la Plaza Ban Jelacic, el Teatro Nacional, el Jardín botánico, o alguno de sus muchos museos, para desde allí proseguir mi viaje por los Balcanes en dirección Bosnia, hasta Sarajevo.

Bosnia y Herzegovina

 

Bosnia es uno de los países que más ganas tengo de visitar durante este viaje...destruída en gran parte por la guerra tan sólo dos décadas atrás, Bosnia parece resurgir día a día convirtiéndose en uno de los destinos más interesantes de la Europa del este...la capital, Sarajevo, con sus contrastes religiosos, culturales, y su posición a mitad de camino entre oriente y occidente resulta una parada obligatoria en cualquier ruta por los Balcanes, su casco antiguo, mezquitas, la fuente Sebilj, la catedral ortodoxa o sus sinagogas son sólo algunos de sus puntos de interés. También me encantaría hacer, si el tiempo lo permite, una excursión a la ciudad de Mostar, aunque esto ya se irá improvisando sobre la marcha.

Serbia

 

...Y desde Sarajevo, tren hacia Belgrado, capital de Serbia y ciudad más importante de la antigua Yugoslavia. Allí disfrutaré de la Catedral ortodoxa de Sava, la más grande de Europa, así como de la Ciudadela de Kalemegdan, del río Sava, del centro histórico, Stari Sad o el barrio de Borcol...y en definitiva, de una de las ciudades más antiguas de Europa, así como una de las, al parecer, más animadas.

Macedonia

 

Tras visitar Belgrado, emprenderé el camino hacia el sur del país, para cruzar la frontera macedonia y llegar a Skopje, una de las capitales más desconocidas de Europa. Allí podre disfrutar de la Fortaleza de la ciudad, del Puente de Piedra, del barrio Turco y sus mezquitas, del Teatro Nacional, y del encanto que tienen esas ciudades del este apenas frecuentadas por turistas. Particularmente se trata de la parada más desconocida del viaje, y seguramente, la que a posteriori más me sorprenda.

Grecia

 

...Y como colofón a un viaje especial, qué mejor que visitar Grecia, uno de los países con más historia del mundo. Desde Skopje viajaré en tren a Thesalónica, la segunda ciudad de Grecia, situada en la costa del Mar Egeo...allí disfrutaré de la Torre Blanca, la Plaza de Aristóteles, el Arco de Galeo, de sus iglesias bizantinas, museos, gastronomía, o paseo marítimo, para posteriormente viajar a Atenas, la ciudad más turística del país, y una de las más visitadas del sur de Europa. El Acrópolis, el Partenón, el Templo de Zeus, la Plaza Sintagma, el Ágora...sin duda una buena dosis de historia para poner punto y final a una aventura con mucho que ofrecer!

De esta forma, mi próxima aventura queda decidida...ahora sólo falta hacer las maletas y emprender el camino hacia un nuevo destino, que a buen seguro me deparará una buena dosis de aventuras, ciudades con encanto y lugares que bien merece la pena visitar..próxima parada: Bologna!!; )

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo