Decidido el viaje de la Semana Santa de 2015!

Tras mi aventura en Japón a principios de año, ¡ha llegado el momento de volver a emprender el camino hacia un nuevo destino!. Si el año pasado aproveché las vacaciones de Semana Santa para hacer una ruta por Reino Unido e Irlanda,
en este 2015 he decidido volver a uno de mis destinos europeos favoritos, los países nórdicos.

Itinerario

Dada la duración limitada del viaje, de 8 días, he decidido centrarme en las tres capitales, Oslo, Estocolmo y Copenhague, a las que dedicaré 2, 3 y 2 días respectivamente, dejando un día libre para visitar otros puntos de interés de Dinamarca, el país que menos conozco de los tres.

La ruta comenzará en el Aeropuerto de Rygge, al sur de Oslo, en el que existen multitud de conexiones de vuelos de bajo coste a prácticamente toda España. Desde allí continuaré mi recorrido hacia la capital noruega, para posteriormente viajar en tren a Estocolmo, atravesando el interior de Suecia, una zona repleta de bosques, lagos y paisajes para el recuerdo.

Tras disfrutar de Estocolmo, emprenderé el camino hacia el sur, hasta Malmo, donde cruzaré los cerca de 8Km del Puente de Oresund para llegar a Copenhague, la capital de Dinamarca, mi ''base de operaciones'' para explorar el este del país y desde la que tomaré mi vuelo de vuelta a España.

 

   

                                                    Ruta de 8 días por los países nórdicos, desde Oslo a Copenhague

 

Transporte

Una vez en Escandinavia, el medio de transporte con el que realizaré la totalidad del viaje será el tren. Rápido, cómodo y seguro, es probablemente la mejor alternativa con la que desplazarnos por la zona, dadas las múltiples conexiones que existen entre las ciudades más importantes. Además, reservándolo con antelación, podemos encontrar ofertas y precios bastante interesantes en comparación con el elevado nivel de vida de estos países.

Para consultar horarios, precios y reservar los billetes, la mejor alternativa es hacerlo a través de SJ AB, la ''renfe'' sueca, disponible en inglés y con la que, además de trayectos internos, podemos reservar viajes internacionales desde o hacia terceros países (Oslo - Estocolmo, Estocolmo - Copenhague...) algo que en las webs noruega y danesa no siempre es posible hacer. En cualquier caso, para trayectos internos en cualquiera de estos países, os dejo los enlaces a las compañías de trenes noruega y danesa respectivamente.

 

           

                                                Parque Vigeland, en Oslo                        Centro de Estocolmo en Navidad

 

¿Qué ver durante el viaje?

A lo largo de mi recorrido son muchos los lugares con encanto a visitar...las tres capitales escandinavas gozan de una importante oferta cultural, deportiva y de ocio que aportan multitud de opciones al visitante...centros históricos, pueblos pintorescos en los alrededores, actividades en la naturaleza, visitas a museos...sin embargo, estos son los 10 lugares en los que me centraré durante el viaje...aquellos que de una u otra forma no me puedo perder:

Parque Vigeland, Oslo: con una extensión de 32 hectáreas, este parque, construido a principios del siglo XX por Gustav Vigeland, es uno de los lugares más visitados de la capital noruega, gracias a sus más de 200 estatuas que, con forma humana, representan diversos acontecimientos vitales.

Ópera de Noruega, Oslo: ubicada frente al fiordo de la ciudad y construida a base de cristal y mármol blanco, este edificio, inaugurado en el año 2008, es una de las señas de identidad de la ''nueva Oslo''. Su situación, diseño vanguardista, y el hecho de que podamos caminar sobre su propio tejado a buen seguro no nos dejará indiferentes.

Palacio Real y Calle Karl Johans, Oslo: hablar de la Calle Karl Johans es hacerlo de la más importante de la capital noruega...repleta de pequeño comercio, restaurantes y zonas de ocio, nos conducirá hasta las dependencias del Palacio Real, construido a principios del siglo XIX y considerado como otro de los símbolos de la ciudad.

Gamla Stan, Estocolmo: ubicado en la isla de Stadsholmen, el Gamla Stan o ''ciudad vieja'' de Estocolmo es la zona con más encanto de la capital sueca. Construido en el siglo XIII, en este barrio encontraremos alguno de los puntos más carismáticos de la ciudad, como el Palacio Real, la Catedral de Estocolmo o el Museo Nobel.

Mercado de Östermalms Saluhall, Estocolmo: abierto al público desde finales del siglo XIX, este mercado es el lugar ideal para disfrutar del tipismo y la gastronomía sueca. Salmón, arenques, quesos, o carne de reno son algunos de los productos que en él podemos degustar.

Palacio de Drottningholm, isla de Lovön: construido a finales del siglo XVI y ubicado en la isla de Lovon, a las afueras de Estocolmo, este Palacio perteneciente a la familia real sueca es uno de los lugares más visitados de la capital. Sería declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1991.

Centro histórico de Copenhague: personalmente, uno de mis cascos antiguos favoritos de Europa...la Radhuspladsen o Plaza del Ayuntamiento, la calle peatonal de Stroget o la Plaza de Kongens Nytorv son lugares de paso obligado para todo aquel que visite la ciudad.

Nyhavn, Copenhague: el famoso canal con las pintorescas casas de colores es uno de los lugares más emblemáticos y agradables de la capital danesa. Un lugar perfecto para pasear, tomar algo y disfrutar de una zona repleta de encanto.

Catedral de Roskilde: construida entre los siglos XII y XIII, esta Catedral de estilo gótico sería declarada en el año 1995 Patrimonio de la Humanidad, y es considerada como uno de los templos más importantes del país. En ella se encuentran sepultados la gran mayoría de reyes y reinas daneses.

Castillo de Kronborg, Elsinor: escenario de Hamlet, una de las obrás más conocidas de Shakespeare, el Castillo de Kronborg ha sido igualmente declarado Patrimonio de la Humanidad, y es considerado uno de los castillos más bonitos del norte de Europa.

 

           

                                      Nyhavn, en el centro de Copenhague                       Panorámica de la ciudad

 

Escandinavia siempre ha sido un lugar especial para mí...ciudades repletas de encanto, pueblos pintorescos, naturaleza en estado puro y una población tremendamente educada, amigable y dispuesta a ayudar...por ello, tras dos años y medio de mi paso Suecia, durante la ruta París - Helsinki del verano de 2012, ha llegado el momento de volver a un destino del que a buen seguro sé que voy a disfrutar!

Y es que la Semana Santa es un periodo perfecto para realizar cualquier tipo de viaje...desde una escapada de por libre a un viaje organizado, dadas las muchas ofertas a buen precio que en esta época podemos disfrutar, las opciones son muchas y muy variadas, playa, montaña, turismo de interior, capitales europeas...por mi parte..¡ya estoy preparando la mochila para ir a Escandinavia!; )

Vi ses snart Skandinavien!

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo