El Camino de Santiago Portugués

Tras el post sobre cómo preparar el Camino de Santiago hoy os traigo un diario que resume mi experiencia en el Camino Portugués, una ruta que a pesar de no ser de las más conocidas, cuenta con una serie de atractivos que la hacen muy diferente a las demás...tener la oportunidad de visitar Oporto, Braga o Guimaraes en el norte de Portugal, cruzar la frontera con España atravesando el Río Miño, visitar las rías baixas y el litoral de Pontevedra...En este artículo vamos a hablar de las etapas, kilómetros recorridos, lugares a visitar, tramos a evitar y sobre todo, de las experiencias que nos brinda un viaje tan especial.

Mi recorrido a pie comenzaría en Valença do Minho, último pueblo portugués antes de la frontera con España, al que llegaría en autobús desde Braga tras unos días en el norte de Portugal. Se trata de un pueblo muy pintoresco en el que destaca su Castillo, que resulta un mirador perfecto para apreciar tanto el Río Miño como Tui, primera población gallega, a la que podemos llegar en unos 20 minutos de paseo cruzando el Puente Internacional. Tras un día de ''toma de contacto'' recorriendo las calles de Tui y dormir en un albergue de peregrinos, madrugaría al día siguiente para comenzar la primera etapa del Camino.

 

                                               

                                 Vista de Tui desde Valença do Minho                           Llegada a Tui, ya en Galicia

 

Etapa 1:  Tui - O Porriño. 18,7 Km

La primera etapa es, junto a la última, la más especial del Camino. Los nervios previos...la sensación de si podré o no terminarlo...el temor a alguna lesión, la búsqueda de un ritmo ágil y cómodo al mismo tiempo y los continuos ajustes de la mochila dan paso a la satisfacción de avanzar e ir encontrando los primeros paisajes con encanto.

Los primeros kilómetros de la ruta son muy agradables, pasando por pueblos como Virxe do Camiño, Ponte des Febres o A Madalena. En ocasiones el camino discurre por el arcén de alguna carretera, pero en ningún momento se siente inseguridad, pues son anchos, la visibilidad es buena y el entorno, muy verde, bastante agradable.

La parte más ''crítica'' de la etapa llega a la altura de Orbenille, donde el Camino llega a un polígono industrial. En el albergue habían avisado de que existe una ruta alternativa que evitaba el paso por el polígono, pero en ocasiones es confusa, pues al parecer algunos hosteleros de la zona, ante su descontento de que hayan ''desviado'' a los peregrinos de sus establecimientos, han tachado algunas señales haciendo el tramo algo confuso.

Finalmente, y sin poder evitar la parte final del polígono (recta de unos 2 Km entre fábricas que se hace bastante pesada) llegaría a O Porriño, el final de la etapa...una localidad de unos 18.000 habitantes con todos los servicios (restaurantes, cafeterías, supermercados..) cuyo albergue público, ubicado a las afueras, está en muy buenas condiciones.

 

                                               

                                     Primeros senderos del Camino                                   Lago cercano a O Porriño

 

Etapa 2:  O Porriño - Redondela . 15,2 Km

Tras una primera etapa bastante suave, comenzaría el segundo día de Camino abandonando O Porriño con algo de lluvia. En torno a los 6 Km de recorrido llegaría a Mos, un pueblo muy pintoresco con un importante patrimonio histórico, en el que merece la pena detenerse y visitar el Pazo dos Marqueses o la Iglesia barroca de Santa Eulalia.

Al abandonar el pueblo me encontraría con una cuesta muy pronunciada, una de las más exigentes del recorrido, que haría que esta etapa, de tan sólo 15 Km (la más corta de todas) me resultara de las más duras. Tras pasar por localidades como Inxertado, Vilar de Infesta o Casal Do Monte, por fin llegaría a Redondela, una localidad que con 30.000 habitantes se convertiría en mi favorita de las dos primeras etapas del Camino, pues desde ella es posible acceder a la Ría de Vigo y disfrutar del primer paisaje costero del recorrido.

 

Etapa 3:  Redondela - Pontevedra. 18,2 Km

En mi opinión, la etapa más bonita del Camino Portugués. A pesar de la existencia de dos tramos de subida importantes, el ir la práctica totalidad del recorrido por el bosque y en paralelo a la Ría de Vigo nos hará disfrutar de paisajes muy agradables. Uno de los pueblos con más encanto por los que pasé fue Ponte Sampaio, con su particular puente romano que atraviesa el río Verdugo, ya en el término municipal de Pontevedra.

Es cierto que los últimos kilómetros antes de llegar a la capital se hacen un poco pesados, pues en su mayoría son por asfalto, y si como a mí os coincide un día soleado, echaréis en falta alguna sombra donde resguardaros...pero la llegada al albergue de Pontevedra, uno de los mejores de Galicia, y un paseo por la ciudad, de las más agradables del Camino, os ayudarán a recuperaros de una etapa muy entretenida.

 

                                               

                                  Puente medieval en Ponte Sampaio                     Iglesia de la Peregrina, Pontevedra

 

Etapa 4:  Pontevedra - Caldas de Reis. 23 Km

El comienzo de la etapa transcurre por el centro histórico de Pontevedra, en el que podemos visitar la Catedral o el pintoresco Puente del Burgo, de origen romano y que da nombre a la propia ciudad. Aunque es una etapa bastante llana, el hecho de que sea la primera de más de 20 Km se nota...además de alguna bajada muy pronunciada (que con la mochila os cansarán casi lo mismo que una subida) la mayor complicación de la ruta recae en que en varias ocasiones hay que cruzar carreteras (como la N-550, que encontramos a lo largo de todo el recorrido) o pasos a nivel que no siempre están bien señalizados.

Ya en Caldas de Reis, y con la satisfacción de que ya hemos completado más de la mitad del Camino, podemos disfrutar de un pueblo muy agradable y con bastante vida, en el que los bolsillos más pudientes aprovechan para visitar alguno de los balnearios de la zona.

 

Etapa 5:  Caldas de Reis - Teo. 28,5 Km

Aunque la idea inicial era hacer Caldas de Reis - Padrón (18Km), al encontrarme bien y sobre todo, pensando en acortar la etapa del último día, decidí caminar 10Km más hasta Teo, localidad en la que se encuentra el último albergue público antes de llegar a Santiago. Aunque algo dura, el comienzo de la etapa es de las partes más bonitas del Camino: bosques, prados, senderos con mucho encanto...y pequeños pueblos como Gorgullón o San Miguel de Valga.

Lo ''feo'' de la etapa viene tanto a la entrada como a la salida de Padrón, frontera con la provincia de La Coruña, pues el Camino transcurre por zonas industriales en las que se pierde el encanto del principio, provocando que la etapa se haga algo pesada. Finalmente, ya en el albergue de Teo, disponemos de un par de tiendas a unos 200 metros en las que comprar lo básico para encarar la llegada a Santiago.

 

                                               

                                       Puente del Burgo, Pontevedra                                  Llegando a Caldas de Reis

 

Etapa 6:  Teo - Santiago de Compostela. 15,2 Km

Y por fin la última etapa del Camino! la llegada a Santiago! A pesar de tratarse de sólo 15,2 Km se hace algo dura...los kilómetros acumulados, el llevar ya 5 días caminando...y las ganas de completar el Camino hacen que estemos deseando llegar desde el principio...además, la llegada a Santiago por la vertiente portuguesa es en cuesta (en algunos tramos, bastante pronunciada), por lo que me alegré de avanzar el día anterior hasta Teo y haberme ''quitado'' 10Km el último día...

Tras llegar a los barrios periféricos de Santiago, atravesar la zona nueva de la ciudad y callejear por el Centro Histórico...por fin...allí estaba...la Plaza del Obradoiro con la majestuosa Catedral de Santiago, una de las más bonitas que he visitado...ahora sólo faltaba encontrar un albergue, conseguir la ansiada Compostela, y disfrutar del encanto de una de las ciudades con más encanto e historia de España, con la satisfacción de que los 6 días y más de 120Km recorridos a pie habían merecido la pena...

 

                                                                                          

                                                                Frente a la Catedral de Santiago...reto conseguido!!!