El día que descubrí el paraíso: la Isla Waiheke

Uno de los grandes atractivos de Auckland, así como del resto de Nueva Zelanda, es su magnífico entorno natural...por ello, durante mi última estancia en la ciudad, no dudé en acercarme a la Isla Waiheke, ubicada a tan sólo 20 Kilómetros, y que presume de ser uno de los destinos paradisíacos con más encanto del país.

Además, llegar a Waiheke es de lo más sencillo...desde el puerto de Auckland salen prácticamente cada hora ferris que conectan la ciudad con la terminal de Matiatia, ubicada al oeste de la isla, en un trayecto que ronda los 40 minutos de duración, y cuyo precio, para un billete de ida y vuelta, es de 36 NZD (22 euros).

 

                                           

                               Billete de ferry Auckland - Waiheke                               Panorámica de Auckland desde el ferry

 

Con una población permanente de apenas 7000 personas, el mayor atractivo de la isla recae en sus playas de arena blanca, entre las que destacan Oneroa, en la cara norte, Onetangi o Palm Beach.

Aunque desde la terminal de ferris (en la que encontramos una completa oficina de turismo) parten diferentes autobuses que recorren la isla, mi consejo es que caminés a través de la Oceanview Road hasta llegar al centro urbano de Waiheke, pues el recorrido, de una media hora de duración, os hará disfrutar del verde, la vegetación y la tranquilidad de la isla.

Una vez en la localidad nos encontraremos con todo tipo de facilidades...pequeños hoteles, supermercados, cafeterías, instalaciones deportivas, y un acceso a la playa de Oneroa, la más próxima al centro...sin embargo, lo que más me gustó, es que a pesar de que la ''civilización'' y el turismo han llegado a la isla, se ha respetado su entorno natural, evitando masificaciones y sin quitarle un ápice de su encanto.

 

                                           

                                                Oceanview Road                                                                Playa de Oneroa

 

Aunque Waiheke es un destino que la mayoría de visitantes toma como excursión de un día desde Auckland (tiempo suficiente para disfrutar de la playa y hacernos con una idea general de la isla), si pensáis quedaros varios días, tampoco os faltarán actividades. 

Una de las mejores formas de conocer la isla es a pie, gracias a las numerosas rutas de senderismo existentes, que dado su relieve no presentan ninguna dificultad, haciéndonos disfrutar de paisajes espectaculares a lo largo de los casi 20 kilómetros de isla. Igualmente, otro de los atractivos de Waiheke son sus numerosos viñedos y bodegas de vino, en las que se realizan tours con catas incluídas para el disfrute de los amantes del vino...y si lo vuestro son los deportes, encontraréis numerosas actividades relacionadas con la vela, el surf, el ciclismo o el submarinismo.

 

                                           

                                  Veleros en la bahía de Matiatia                                                    De vuelta a Auckland

 

Para todos aquellos que visitéis Auckland o la isla norte de Nueva Zelanda, no dudéis en visitar Waiheke...en pocos lugares del mundo he visto unas playas, un mar o unos paisajes con un color similar, sumado a la tranquilidad de su entorno, un fácil acceso y unos precios muy competitivos en comparación a otras islas del Pacífico...no os lo penséis! Waiheke os espera!; )

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo