¿Qué ver en Estambul? 10 lugares imprescindibles

Esta primavera se cumple el tercer aniversario de mi primer viaje a Turquía, una experiencia única en la que, además de experimentar por primera vez la cultura de un país musulmán, pude visitar Estambúl, una de las ciudades más bellas del mundo.

Desde entonces, Estambúl siempre ha ejercido un gran magnetismo sobre mí...su situación entre oriente y occidente, un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad, sus mezquitas, mercados o multiculturalidad...han hecho que, desde esa primera experiencia, aproveche cualquier viaje a esta zona del mundo para disfrutar de unos días en la ciudad.

Por ello, hoy me gustaría compartir un ''pedazo'' de ese encanto con un resumen de los 10 lugares que, a mi modo de ver, es imprescindible visitar en cualquier viaje a Estambúl...templos, lugares o experiencias que nos ayudarán a disfrutar, en toda su esencia, de una de las ciudades más apasionantes del mundo.

 

        

                                                       Centro de Estambul                          Santa Sofía, símbolo de la ciudad

 

Santa Sofía: Hablar de Santa Sofía es hacerlo no sólo del símbolo de Estambúl, sino del mejor ejemplo de arquitectura bizantina del mundo. Construída en tiempos de Justiniano, a mediados del siglo VI, sería originalmente una basílica patriarcal ortodoxa, para posteriormente, ya con la conquista otomana, ejercer de mezquita durante casi cinco siglos. Actualmente es uno de los museos más visitados de la ciudad...sus dimensiones, ambiente, arquitectura, patrimonio...bien merecen una visita.

 

Mezquita Azul: la Mezquita del Sultán Ahmed, conocida como Mezquita Azul, es personalmente mi lugar favorito de Estambúl, así como uno de los templos más especiales que he visitado. Construída a principios del siglo XVII bajo el mandato del sultán Mustafá I, su arquitectura nos resultará de lo más especial...más de 20.000 azulejos, 200 vidrieras, cúpulas...y 6 minaretes, algo único en la ciudad...un lugar que no podemos perdernos durante nuestra visita.

 

Gran Bazar: Inaugurado en el año 1464, el Gran Bazar de Estambúl es el mercado más increíble que he visitado...45.000 m2, más de 60 calles, cerca de 3500 tiendas...y todos los productos que os podáis imaginar...desde joyas a alfombras pasando por ropa, souvenirs o imitaciones de todo tipo que hacen las delicias de los casi 400.000 visitantes que recibe diariamente...reconozco que en ocasiones visitarlo puede resultar agobiante, pero con paciencia y regateo conseguiréis productos a precio de ganga...y viviréis una experiencia única!

 

        

                                              Mezquita azul, con 6 alminares                         Interior de la Mezquita

 

Plaza Taksim: considerada por muchos el corazón de Estambúl, hablar de la Plaza Taksim es hacerlo del centro neurálgico de la ciudad...un lugar en el que además de emplazamientos históricos, como el Monumento al Aguador o a la República, encontraremos todo tipo de tiendas, restaurantes, hoteles...y en definitiva, una de las zonas más animadas de la ciudad.

 

Torre Galata: construída en el año 1348, la Torre de Galata es otro de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Además de su interés histórico, resulta una visita muy recomendable, pues gracias a sus nueve pisos y casi 67 metros de altura, su visita nos permitirá disfrutar de algunas de las mejores vistas de todo Estambúl. 

 

Mercado de las Especias: si una palabra define al Mercado de las Especias es autenticidad...colores, sabores y olores nunca vistos os recibirán en uno de los mercados más antiguos de la ciudad, construído entre los años 1663 y 1664, y repleto de productos tradicionales que a buen seguro os ayudarán a descubrir la increíble gastronomía del país.

 

       

                                                       Mezquita en Aksaray                     Restaurante del centro de Estambúl

 

Estrecho del Bósforo: considerado como uno de los elementos más carismáticos de la geografía de Estambúl, pasear por la costa del Bósforo, o incluso realizar alguno de los muchos cruceros que transitan de la parte europea a la asiática de la ciudad, es una de las experiencias más enriquecedoras que podemos realizar en la antigua Constantinopla. Mi consejo: realizarlo al amanecer o al atardecer, para disfrutar de una panorámica, ambiente y colores difíciles de olvidar.

 

Plaza Sultanahmet: ubicada entre Santa Sofía y la Mezquita Azul, la plaza y el parque de Sultanahmet es una de las zonas más agradables de la ciudad...zonas verdes, fuentes, cafeterías, puestos de souvenirs...un lugar perfecto para descansar y tomarnos un respiro de nuestro recorrido por la ciudad, al tiempo que contemplamos la silueta de los dos lugares más simbólicos de la ciudad.

 

Mezquita de Süleymaniye: junto a la Mezquita Azul, mi templo favorito de la ciudad. Inaugurada en el año 1558, esta mezquita presume de ser la más grande de Estambúl...y lo cierto es que a pesar de la sencillez de su construcción, sus dimensiones impresionan. Una de las cosas que más me gustan de este templo es que, al no ser tan turístico como Santa Sofía o la propia Mezquita azul, la afluencia de visitantes es mucho menor, por lo que recorriéndola disfrutaremos de un ambiente mucho más calmado y auténtico.

 

Palacio Topkapi: uno de los lugares con más historia de Estambúl. Inaugurado en el año 1465, sería durante cuatro siglos la sede del centro administrativo del Imperio Otomano. En este complejo palaciego, de 700.000 m², tendremos la oportunidad de visitar gran parte de sus estancias, como el famoso harén, sus patios, salas de armas, de reuniones...o algunas de las joyas más valiosas del país (como el puñal topkapi, el arma más cara del mundo). Para consultar horarios y planificar vuestra visita, os dejo el enlace de su web oficial.

 

        

                                            Barcos en el Estrecho del Bósforo                        Interior del Gran Bazar

 

Y es que Estambúl tiene tanto que ofrecer...más allá de experiencias o lugares concretos, las sensaciones que en general transmiten este tipo de ciudades son muy difíciles de comparar...verdaderos cruces de caminos, lugares repletos de multiculturalidad, tradiciones centenarias...y el hecho de visitar una ciudad a mitad de camino entre oriente y occidente geográfica y culturalmente hacen de este un destino muy especial.

Además, los trámites para visitar un país como Turquía son cada vez más sencillos...gracias al nuevo visado electrónico, que podemos tramitar online, ya no tendremos que hacer largas colas en el aeropuerto o paso fronterizo que utilicemos para entrar al país, facilitando la realización de cualquier tipo de viaje, ya sea de forma independiente o realizando alguno de los circuitos y viajes organizados que, con cada vez más frecuencia y a mejores precios, se ofertan para visitar el país.

Turquía en general y Estambúl en particular es uno de mis destinos favoritos...y vosotros? lo conocéis? a qué esperáis para visitarlo?; )