París, un viaje a la ciudad de la luz

París..la ciudad de la luz, de la moda, del amor..capital de Francia y uno de los centros económicos y culturales más importantes del mundo es, a menos de 2 horas en avión desde España, una visita ideal para cualquier escapada o viaje de fin de semana. Fundada en torno al año 250 a.C, y con una población que supera los 12 millones de habitantes, París cuenta con una interminable lista de atractivos para el viajero: museos, galerías de arte, monumentos, grandes avenidas, lugares con encanto..así como una interminable oferta comercial y de ocio, que hacen de esta la ciudad la más visitada del mundo. Pero..¿Cómo preparar un viaje a París?..¿Es una ciudad cara?..¿Cuál es la mejor forma de llegar a la ciudad..? Son muchos los interrogantes que aparecen a la hora de preparar un viaje a lugares de esta dimensión, sin embargo, comprobaremos que visitar la capital gala puede resultar más sencillo y económico de lo que en un principio pueda parecer, resultando un destino ideal para preparar un viaje de forma independiente.

 

                                                               

                                                                       Torre Eiffel, símbolo de la ciudad de París

 

  • ¿Cuándo viajar a París?

Cualquier época puede ser buena para visitar una ciudad como París. En mi opinión, hay dos periodos que destacan por encima de los demás. En primer lugar el final de la primavera, comprendiendo los meses de mayo y junio, puesto que las temperaturas resultan agradables, los días son cada vez más largos, y el número de turistas es inferior al que encontraremos en meses como julio y agosto, algo que agradeceremos al evitar las grandes colas y aglomeraciones de museos y atracciones turísticas. El segundo periodo por el que me decantaría para visitar la ciudad es a comienzos de otoño, entre los meses de septiembre y octubre, dado que el frío aún no ha llegado, y los días siguen siendo relativamente largos, pudiendo disfrutar así de la característica luz otoñal de París. Un tercera opción es la del mes de diciembre. A pesar del frío, las pocas horas de luz, y el incremento de turistas en relación al otoño, la iluminación, decorados y ambiente navideño hacen de París un lugar aún más especial.

  • ¿Cómo hacerlo?

Viajar a París desde España es algo sencillo, económico, y que no debe presentar ninguna dificultad. La ciudad cuenta con tres aeropuertos, el principal, conocido como Charles de Gaulle, el París-Orly, y el de París-Beauvois. Existe un gran número de compañías de bajo coste que operan desde las principades ciudades españolas hasta la capital francesa, utilizando como destino el aeropuerto de París-Beauvois, por un precio de entre 40 y 80€ ida y vuelta. En este caso, hemos de tener en cuenta que este es el aeropuerto más alejado de la ciudad (80 Km) por lo que al precio del billete hemos de añadir los 16€ que cuesta el autobús que enlaza el aeropuerto con el centro de la ciudad. Aún así, esta suele resultar la opción más económica, pues el precio de los billetes con compañías ''no low cost'' a aeropuertos como el Charles de Gaulle puede llegar a triplicarse.

También es posible realizar el viaje en tren desde España a través de Hendaya o Perpignan, pero personalmente es una opción que no recomiendo. El tiempo del trayecto es superior a las 10 horas, y paradójicamente, resulta mucho más caro que el avión..por ello, a no ser que seáis amantes de los trenes, o tengáis prevista la visita a ciudades intermedias como Bourdeaux, Montpellier o Lyon, es más práctico utilizar el avión. El caso del autobús es similar al del tren. Un billete desde Madrid o Barcelona a París cuesta en torno a los 150€, y la duración del mismo es de 18 y 12 horas respectivamente.

  • Alojamientos

Como toda gran ciudad, París posee una amplia oferta de alojamientos accesible a todo tipo de bolsillos. No obstante, hemos de tener en cuenta que la capital francesa es una ciudad cara, así como una de las más visitadas del mundo, por tanto, para encontrar el alojamiento que más se adapte a nuestras necesidades, hemos de tratar de buscar y reservar con varias semanas de antelación. Algo que hemos de tener muy presente a la hora de reservar nuestro alojamiento es la ubicación..es cierto que es un aspecto que en cualquier destino hemos de tener en cuenta, pero dadas las distancias de París, hospedarnos en un lugar muy alejado del centro, o que al menos, no disponga en sus proximidades de una estación de metro, puede hacer que perdamos más tiempo en desplazarnos que en disfrutar propiamente de la ciudad.

La opción más económica sigue siendo la de los hostels o albergues de juventud, reservables en webs cómo Hostelworld o HostelBookers, por un precio de entre 20 y 30€ por noche en habitación compartida, normalmente sin desayuno. En cuanto a los hoteles, el precio medio de las habitaciones individuales ronda los 100€ la noche. Otra opción a tener en cuenta es la de alquilar apartamentos por días en el centro, algo que podéis hacer en la página de ''all-paris-apartments'', pues la oferta es amplia y en muchos casos la ubicación, así como la relación calidad-precio, son superiores a las que podemos encontrar en un hotel convencional.

  • Transportes

París es una ciudad muy extensa, y a pesar de que determinados lugares de interés puedan estar situados a una distancia relativamente corta entre sí, la mejor opción para movernos por París es utilizar el metro. Rápido, cómodo y económico, las 16 líneas del metro de París nos comunican con prácticamente cualquier punto de la ciudad. El precio del billete sencillo es de 1,70€, existiendo la posibilidad de adquirir pases ilimitados por 1 día (10,55€), 2 días (17,15€), 3 (24,40€) o 5 (33,70€). Del mismo modo, es posible adquirir un billete de 10 viajes por 13,30€. En mi opinión, la última es la mejor opción, ya que al no tener un límite temporal, podemos distribuir los 10 viajes de la forma que más nos convenga a lo largo de nuestra estancia.

La ciudad de París ofrece un sinfín de atractivos y lugares de interés para el viajero. No obstante, su ubicación geográfica, y la cercanía con otras ciudades, palacios y atractivos turísticos, hacen factible la posibilidad de plantearnos alguna escapada ...Versalles, Brujas, los Castillos del Loira o la Región de Champagne son algunos de los destinos que podemos visitar sin necesidad de pernoctar durante nuestra visita a la capital francesa.

Para ello, la opción más cómoda es la de contratar por anticipado alguna excursión por los alrededores de París, puesto que así no tendremos que preocuparnos por la búsqueda de billetes de tren, autobuses etc...no obstante, en caso de que decidamos movernos por nuestra cuenta, la mejor opción para el transporte es la de acudir a la web de SNCF, empresa nacional férrea francesa, mediante la cual podremos consultar horarios y reservar nuestros propios billetes. En cuanto a los autobuses, Francia presenta la peculiaridad de que no existen compañías que realicen trayectos interregionales, ni siquiera entre sus principales ciudades, por lo que tendremos que depender del tren, a no ser que nuestro destino sea internacional (Reino Unido, Bélgica, Holanda, la propia España..), pues compañías como Eurolines sí realizan trayectos internacionales.

  • Comidas

Viajar a París puede suponer la oportunidad perfecta para degustar parte de la rica gastronomía francesa. Sin embargo, los altos precios de la capital gala hacen que debamos tener cuidado a la hora de elegir qué restaurantes visitar, pues de lo contrario veremos como gran parte de nuestro presupuesto se esfuma únicamente en almuerzos y cenas. Mi consejo es que evitéis el centro histórico, así como las zonas más turísticas y comerciales para comer, pues si bien la calidad de los locales suele ser buena, los precios suelen ser elevados. Zonas como Montmatre, el barrio de los artistas o el Barrio Latino pueden ser buenas opciones a la hora de comer, pues los precios son más asequibles y mucho más parecidos a los que podemos encontrar en cualquier ciudad española...además, el ambiente de estos barrios , tanto de día como de noche, hará que disfrutéis aún más de vuestra visita a la ciudad.

 

                

                                                  Torre Eiffel, desde el río Sena                Palacio Nacional de los Inválidos

 

  • ¿Dónde ir? 10 Visitas imprescindibles en París

 

Torre Eiffel: Construída con motivo de la Exposición Universal de 1889, la Torre Eiffel es, con sus 325 metros de altura, el símbolo más representativo no sólo de París, sino de toda Francia. Su ubicación, en el Champ de Mars, y a orillas del río Sena, dimensiones, y característica estructura, hacen de ella un lugar especial. Dado que es uno de los monumentos más visitados del mundo, es recomendable acudir a primera hora de la mañana, para evitar así las enormes colas...no obstante, la espera merecerá la pena, pues estamos ante una de las visitas obligadas en París. Muy recomendable.

 

Arco del Triunfo: Inaugurado en 1836 para conmemorar la victoria francesa en la Batalla de Austerlitz, hablar del Arco del Triunfo de París es hacerlo del más famoso del mundo. Se encuentra ubicado en un lugar privilegiado, en el extremo occidental de la Avenida de los Campos Elíseos, y cuenta con unas dimensiones de 50 metros de alto, 45 de ancho, y 22 de profundidad. En él podremos encontrar la célebre Tumba del Soldado Desconocido, así como los nombres de las batallas vencidas por los ejércitos napoleónicos. Además, desde lo alto del Arco podremos disfrutar de algunas de las mejores vistas de la ciudad. Otra visita obligada en París.

 

Campos Elíseos: Con casi 2 Km de longitud, la Avenida de los Campos Elíseos conecta el Arco del Triunfo con la Plaza de la Concordia, dos de los centros neurálgicos de la ciudad. Se trata de la avenida más importantes de París, además de una de las más conocidas del mundo. Su belleza, elegancia e historia hacen que sea un lugar de paso obligado durante nuestra visita a París. Además, en ella podremos encontrar algunas de las tiendas más exclusivas de la ciudad..y en general, su ambiente, vitalidad y energía harán de este uno de los mejores lugares para pasear en la capital francesa.

 

Plaza de la Concordia: Ubicada en el extremo oriental de la Avenida de los Campos Elíseos, la Plaza de la Concordia es la más importante de París, así como la segunda en cuanto a tamaño de toda Francia, únicamente superada por la Plaza de Quinconces, en Burdeos. Testigo de las ejecuciones en la guillotina de Luis XVI y Maria Antonieta, se trata de un lugar majestuoso, lleno de esplendor, en el que podremos contemplar elementos como el Obelisco de Luxor, las fuentes de Hittorff, la de los mares, el Hotel Crillon, o el Ministerio de la Marina.

 

Museo del Louvre: Arte oriental, griego, egipcio, romano..o algunas de las pinturas y esculturas más famosas del mundo son algunas de las obras que podemos visitar en el Museo del Louvre. Con 9,7 millones de visitantes al año, se trata del museo más visitado del mundo. Es tal su dimensión y cantidad de obras que es recomendable planear con antelación nuestra visita, pues es prácticamente imposible abarcar la mayoría de sus estancias en un solo día. Seas o no amante del arte, se trata de una visita obligada, pues el contemplar la Gioconda, Las Bodas de Caná o el Código de Hammurabi supone una oportunidad única.

 

Catedral de Notre Dame: Ubicada en plena Île de la Cité, la Catedral de Notre Dame de Paris es uno de los templos más representativos de toda Francia. Considerada como una de las obras góticas de mayor belleza, la Catedral ha sido testigo de excepción de alguno de los momentos históricos más importantes de la ciudad, como la coronación de Napoleón en 1804, o la beatificación de Juana de Arco en 1909. Una visita muy recomendable.

 

Panteón: Ubicado en el Barrio Latino, así como en las proximidades de los Jardines de Luxemburgo, el Panteón de París es uno de los máximos exponentes de la arquitectura neoclásica de la ciudad. Terminado en 1790, durante la Revolución francesa, el Panteón alberga en la actualidad las tumbas de algunos de los franceses más celebres de la historia, como Voltaire, Rousseau, Marie Curie, Monnet o Victor Hugo.

 

La Sainte Chapelle: Ubicada en la Île de la Cité, la Sainte Chapelle o Capilla Real está considerada como una de las obras góticas de mayor importancia. Construída a mediados del siglo XIII, y destinada a albergar las reliquias de la Pasión de Cristo que Luis IX había adquirido de Balduino II, es uno de los templos más visitados de la ciudad. La luz de su interior, provocada por las numerosas vidrieras, así como la propia arquitectura del templo, hacen de esta una visita recomendable.

 

Basílica del Sagrado Corazón: Situada en lo alto de la colina de Montmartre, la Basílica del Sacré Coeur es uno de los lugares religiosos más importantes de París, así como uno de los lugares más representativos de la ciudad. Obra de Paul Abadie, la Basílica fue completada en 1914, y posteriormente consagrada en 1919, rindiendo su construcción homenaje a los franceses que habían perdido la vida en la Guerra franco-prusiana. Un lugar especial, desde el que contemplar una buena panorámica de la ciudad.

 

Palacio Nacional de los Invalidos: Inaugurado en 1676, este Palacio sería mandado construír por el rey Luis XIV como residencia para los soldados y militares franceses retirados, inválidos o heridos en combate. En el complejo encontraremos museos, como el del ejército o el de la Orden de la Lieración, el Mausoleo de Napoleón, o templos como la Iglesia de Saint Louis des Invalides.

 

                

                                                               Arco del Triunfo               La Défense, vista desde el Arco del Triunfo

 

  • ¿Qué hacer? 5 Actividades para disfrutar algo más de París

 

Un paseo a orillas del Sena: Pocos lugares hay en París mejores para pasear que a orillas del río Sena. Cruzar sus puentes, ver la puesta de sol, disfrutar de las terrazas de sus alrededores o dar un paseo en barco son algunas de las actividades que podemos hacer a orillas de uno de los ríos más famosos del mundo.

 

Disfruta de los parques de la ciudad: No todo en París son edificios, monumentos, o grandes avenidas..la ciudad también cuenta con un importante número de zonas verdes en las que disfrutar de un entorno más natural y relajado que en la gran ciudad..los Jardines de Luxemburgo, los de las Tullerías, el Champ de Mars o el Bois de Boulogne son sólo algunas de las zonas verdes que encontraréis en la capital francesa.

 

Recorre los barrios de París: además de disfrutar del centro histórico, adéntrate en algunos de los barrios más pintorescos de París...el Barrio de los Artistas, con sus famosos cabarets (como el Moulin Rouge), el Barrio Latino y su animada vida nocturna, el Barrio Africano, en el que os trasladaréis a las calles de Dakar o Bamako, o el moderno barrio de la Défense, que con sus imponentes rascacielos conforma el centro financiero de la ciudad.

 

Visita los museos de la ciudad: además del Museo del Louvre, la amplia oferta cultural parisina resulta el reclamo ideal para los amantes del arte, pues museos como el Centro Pompidou, el Museo de Orsay, el Museo de Cera, el Rodin o el Picasso son sólo una muestra de la gran cantidad de exposiciones de diversos estilos a las que podemos acudir en la ciudad de París.

 

Realiza tus compras en París: pocas ciudades en el mundo poseen la oferta comercial de la capital gala. Desde los grandes almacenes como las Galerías Lafayette a las boutiques más exclusivas de los Campos Elíseos, pasando por los mercados de antigüedades, flores, o de artículos de segunda mano, a buen seguro que en París encontrarás el recuerdo ideal para rememorar tu estancia en tierras francesas.

 

               

                                                           Museo del Louvre                                  Basílica del Sacre Coeur

 

París es una ciudad especial, diferente...uno de esos lugares que hay que visitar alguna vez en la vida...sus calles, monumentos, museos, contrastes..sin duda que nunca olvidaréis la atmósfera que envuelve cada uno de los distritos de la ciudad..y es que tal y como dijo Enrique IV: ''París bien vale una misa''..¿A qué esperáis para conocerla?; )

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo