Quién soy

Hola viajeros! Me llamo Julián Rey y nací en Murcia, una ciudad del sur de España, a comienzos del año 1993.

Desde siempre mi mayor pasión ha sido viajar. No sabría decir con exactitud cuando empezó, pero recuerdo las horas que de pequeño empleaba observando una bola del mundo que me regalaron en uno de mis cumpleaños, la curiosidad con la que leía los Atlas, cualquier mapa de cualquier libro, o la ilusión con la que veía los documentales que mostraban costumbres y culturas tan distintas a las que estaba acostumbrado.

Poco a poco, esas ganas de viajar fueron aumentando..durante mi infancia tuve la oportunidad de viajar junto a mi familia por la práctica totalidad de España, pudiendo admirar la Sagrada Familia de Barcelona, la Alhambra de Granada, las catedrales de León o Burgos, la Basílica del Pilar en Zaragoza, la playa de la Concha en San Sebastían, la belleza de los Pirineos y Picos de Europa, los cascos antiguos de ciudades cómo Madrid, Sevilla, Toledo, o Valencia...además de alguna escapada por el sur de Francia y Portugal.

Fue a partir de los 15 años cuando me aventuré a viajar por mi cuenta, al principio con algunos amigos, y posteriormente en solitario, la forma con la que más disfruto de los viajes, pues es el mejor modo de hacer nuevos amigos y vivir experiencias fuera del entorno al que estamos acostumbrados.

De esta forma, llevo los últimos años de mi vida alternando los estudios con los viajes, y es que durante el año trato de ahorrar lo máximo posible, evitando gastos innecesarios, para aprovechar todos los recursos de los que disponga en emprender el camino, visitar nuevos países, y en definitiva, vivir experiencias que me hagan disfrutar y aprender, más allá de la educación convencional y de los conocimientos que podamos adquirir en nuestras vidas cotidianas.

Actualmente, tras casi 6 años de viajes, y más de 50 países visitados mis ganas de viajar siguen en aumento, pues la práctica totalidad de experiencias que he vivido han sido positivas, he conocido a grandes amigos con los que todavía mantengo el contacto, gente peculiar, y personas que me han ayudado sin esperar nada a cambio, además de visitar lugares increíbles y haber vivido aventuras que todavía hoy me divierte recordar...por lo que..¿para qué parar?..el camino continúa!!

 

Filosofía Viajera

 

  • ¿Por qué viajar?

Hay muchos motivos por los que la gente decide viajar...los motivos pueden ser muy distintos, los hay que viajan por experimentar, por querer hacer algo nuevo, por conocer, por visitar ese lugar en el que siempre han querido estar, o los que no abandonan un país sin antes encontrar un ''nuevo amor''...los hay que viajan para trabajar, para encontrar nuevos retos, nuevas metas, los hay que viajan como pasatiempo, o los que simplemente viajan porque lo necesitan...Pero hay algo que prácticamente todos estos motivos tienen en común: las ganas de aprender.

Viajar es la mejor forma de aprender, de los demás, y de ti mismo..aprendes otras formas de vida, aprendes a valorar aquello que tienes, y aquello que te rodea, aprendes a compartir, a superarte, a darte cuenta de que las cosas pueden ser todo lo fáciles que queramos que sean, y que en definitiva, todos somos mucho más parecidos de lo que creemos.

Cuando viajamos, y en especial, cuando lo hacemos en solitario, aprendemos a que el mundo sea nuestra propia casa, nos apartamos de horarios, y somos nuestros propios jefes, pues a cada paso que damos podemos decidir qué hacer o no..y en definitiva, el viajar nos hace ser plenamente libres.

Puede que durante el viaje nos encontremos con dificultades, pero esas dificultades acabarán siendo pruebas que nosotros mismos seremos, de una u otra forma, capaces de superar, y todas nos aportarán una enseñanza.

Viaja, aprende de las costumbres de los lugares que visites, aprende algo del idioma que allí se hable, prueba sus comidas y participa en sus fiestas, visita sus templos y aprende de su historia, pues en definitiva, durante un tiempo serás un local más del país que visitas, y experimentarás una forma de vida en parte tan igual, y en parte tan distinta, que te hará reflexionar, y de la que algo podrás aprender.

Y recuerda, viajar no es ir a un hotel de lujo al otro lado del mundo, uno puede viajar en su propio país, en su propia región..lo importante del viaje es la filosofía con la que se realiza, siendo consciente de que no hay sitios mejores ni peores, pues en todos hay algo que aprender.

 

  • ¿Cómo Viajar?

Una de las primeras cosas que la gente suele asociar a la idea de viajar, es que viajar es caro, lo cual es un error.

Si sabemos planificar nuestro viaje con algo de antelación, y nos olvidamos de los costosos viajes organizados, de los hoteles de lujo, y de los restaurantes que ofrecen productos ''tipicos'' a precio de oro, podremos realizar un viaje con los mismos gastos que practicamente tendríamos si nos quedáramos en casa.

En cuanto al transporte, si optáis tomar un vuelo, recurrid a las compañías de bajo coste que, especialmente en temporada baja, ofrecen ofertas muy competitivas, aunque el avión es algo que debemos evitar en la medida de lo posible, pues cuando volamos a un sitio, no vemos lo que hay entre el punto de partida y nuestro destino, que en definitiva, es lo que constituye el verdadero viaje.

Utilizad trenes y autobuses, especialente de compañías locales, que son las que ofrecen unos precios mas competitivos, especialmente en Europa del este, dónde con algo de suerte podréis encontrar trayectos internacionales al mismo precio por el que en España visitaríais el pueblo de al lado, incluso el barco, algo poco popular en España debido a su elevado precio, se convierte en algo habitual en países cómo Holanda, Suecia, Finlandia o Estonia.

En cuanto al alojamiento utilizad ''hostels'' o albergues de juventud, lugares generalmente céntricos, dónde compartiréis habitación con otros viajer@s en vuestras mismas condiciones, lo cual os dará la oportunidad de conocer a nuevos amigos, y dónde disfrutaréis de prácticamente las mismas comodidades que en un hotel, pero, lo mejor de todo, por una cuarta parte de su precio, además muchos de estos albergues cuentan con cocina, lo que os permitirá cocinar vuestra propia comida y evitar así los caros restaurantes dónde puede irse gran parte de nuestro presupuesto.

Dejaros en casa las caras guías de viaje, y dejaros llevar por vuestro instinto, por lo que os apetezca hacer en cada momento, y pedir consejo a los locales, quienes saben mejor que nadie qué hacer o a dónde ir...haceros con un mapa y visitar los puntos que más os llamen la atención, o las que tengan un nombre mas extraño, y dejaros llevar, porque seréis dueños de vuestro tiempo y de vuestras decisiones, abandonad los horarios, las prisas, y disfrutad.

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo