Seoul: la capital de Corea del Sur en 10 imágenes

Continuando con nuestro recorrido por Asia, hoy quiero hablaros de Seoul, la capital de Corea del Sur, y una de mis ciudades favoritas de este continente.

Y es que a pesar de ser una capital moderna, segura y con una cantidad de atractivos que nada tiene que envidiarle a otras grandes ciudades de su entorno, Seoul resulta un destino muy poco frecuentado por el turismo occidental...durante las dos ocasiones que he tenido oportunidad de visitarla, apenas he visto extranjeros por sus calles, restaurantes, palacios o centros comerciales, algo que me extrañó bastante, pues como veremos a continuación, Seoul es una ciudad con mucho que ofrecer.

Por ello, y dado que una imagen vale más que mil palabras, quiero mostraros Seoul a través de 10 fotografías de algunos de sus lugares más representativos y que, de alguna forma, mejor pueden acercaros a la realidad de una capital tan desconocida como repleta de alicientes.

 

 

Gwanghwamun, entrada principal al Palacio de Gyeongbokgung

El punto más visitado, con más historia, y a buen seguro, uno de los más emblemáticos de Seoul es el Palacio de Gyeongbokgung, que con más de 600 años de antigüedad nos trasladará a la época de esplendor de la dinastia Joseon, la última que reinó en el país. De todo el complejo palaciego, uno de los puntos que más nos llamará la atención es la Puerta de Gwanghwamun, su entrada principal, gracias a su arquitectura tradicional, cuidados detalles artísticos y excelente estado de conservación.

 

Estancia del Palacio de Gyeongbokgung

Ya en el interior del complejo de Gyeongbokgung, podemos estar horas paseando por sus más de 50 hectáreas repletas de estancias palaciegas, museos, parques, recorrer alguno de sus senderos, y disfrutar de la historia de un lugar que nadie ubicaría en el centro de una gran capital, gracias a la calma y tranquilidad que en él se respira.

 

Avenida Sejong-daero

Justo a la salida del Palacio de Gyeongbokgung nos encontramos con la Avenida Sejong-daero, una de las más importantes, amplias y transitadas de Seoul. Gracias a ella, podemos desplazarnos desde la zona histórica a la más dinámica de la ciudad, repleta de edificios de oficinas, rascacielos y centros comerciales, que dan forma a la Seoul más contemporánea.

 

Zona peatonal a lo largo del arroyo Cheonggyecheon

Esta zona peatonal, de algo más de 8 kilómetros de longitud, es una de las más agradables para caminar por el centro de Seoul. Recientemente renovada, atraviesa alguno de los barrios más populares de la capital coreana, y si el tiempo acompaña, es una buena opción plantearse hacer el recorrido entero, pues nos guiará por buena parte del centro neurálgico de la ciudad.

 

Zona comercial de Insa-dong

Aunque Seoul sea una ciudad con grandes centros comerciales, mi zona favorita para ir de compras es Insa-dong, el centro neurálgico del ''pequeño comercio'' de Seoul. Por sus calles encontraremos multitud de tiendas, restaurantes, puestos de comida callejera y uno de los ambientes más animados de la ciudad, pues tanto turistas como locales se dan allí cita a casi cualquier hora del día.

 

Torre de Comunicaciones N Seoul Tower

Construída sobre una colina en el Parque de Namsan, la Torre de Seoul es uno de los edificios más emblemáticos de la capital surcoreana. Construída en 1969, y con una altura de 236 metros, alberga diversos restaurantes, zonas comerciales, y lo más importante, unos observatorios que como veremos a continuación nos harán disfrutar de la mejor panorámica de la ciudad.

 

Panorámica de Seoul, desde el mirador de la N Seoul Tower

Desde lo alto del mirador de la N Seoul Tower se puede apreciar una panorámica de 360º grados de la ciudad. Además de disfrutar de las mejores vistas de Seoul, su visita nos dará conciencia de la inmensidad de la ciudad, una de las más grandes y pobladas del mundo.

 

Frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte

A poco más de una hora en autobús en dirección norte desde Seoul se encuentra la conocida como Zona Desmilitarizada, una franja de seguridad que separa Corea del Sur de su vecina Corea del Norte, y en la que además de museos dedicados al conflicto entre las dos coreas, es posible acceder a miradores desde los que observar territorio norcoreano (incluída la ciudad de Kaesong) y visitar lugares tan simbólicos como este, en el que se aprovechan las alambradas de la frontera para colgar lazos con mensajes en favor de la reunificación, la paz o la normalización de las relaciones entre ambos países.

 

Estadio Olímpico de Seoul, sede los Juegos de 1988

Uno de los eventos más importantes que ha organizado Seoul en las últimas décadas han sido los Juegos Olímpicos del año 1988. Con motivo de este acontecimiento fue construído el estadio más importante de toda Corea del Sur, el Estado Olímpico de Seoul, que con capacidad para 70.000 espectadores sigue albergando partidos de fútbol, campeonatos de atletismo y algunos de los conicertos más importantes que acontecen en el país.

 

Templo budista de Bongeunsa, en el barrio de Gangnam

Gangnam es uno de los barrios ''de moda'' de Seoul, conocido por su vida nocturna, zonas comerciales y modernos edificios de oficinas. Sin embargo, en él también podemos encontrar templos milenarios como el de Bongeunsa, construído en el año 794 y en el que podemos descubrir multitud de reliquias budistas. Un ejemplo del continuo contraste entre modernidad y tradición que acontece en Seoul.

 

Corea del Sur es un país al que nunca me cansaré de volver. Ya sea por su patrimonio cultural, historia, oferta de ocio, lugares con encanto, gastronomía o el carácter de su gente, siempre educada y dispuesta a ayudar, es un lugar que invita a regresar...Para muchos, Seoul es la puerta de entrada a Corea, y aunque reconozco que no soy muy fan de las capitales, esta me ganó desde el primer día, pues a pesar de la distancia con España y de las grandes diferencias culturales, su carácter hace que, en gran medida, sea posible llegar a sentirse como en casa..

Hasta pronto Seoul!

 

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo