Transporte en Estados Unidos y Canadá. Cómo ahorrar en nuestro viaje por América del norte.

Últimamente son muchos los mensajes que recibo preguntándome por información sobre cómo viajar a Estados Unidos de por libre, y concretamente sobre el tema del transporte, un aspecto en el que, sea cual sea nuestro destino, se suele destinar una gran parte del presupuesto. Por ello voy a realizar este pequeño resumen, con el que completar el post que escribí sobre cómo preparar un viaje a EE.UU y Canadá, pero centrándome en este aspecto...cómo llegar desde Europa al viejo continente, si es factible alquilar un coche, precios del transporte público, autobuses, trenes...con el fin de animaros a ''saltar el charco'' y disfrutar de una zona del mundo que merece muchísimo la pena.

Tras mi experiencia en América del Norte, puedo decir que pocos países he visitado que estén tan bien conectados, ya sea por carretera o avión, cómo Estados Unidos y Canadá, no sólo entre estados, ciudades..sino también dentro de ellas, pues los sistemas de transporte público son en su mayoría rápidos, cómodos y eficientes. Pero si algo he aprendido es que, en comparación con la europa occidental, y con el transporte en grandes ciudades como Londres, París o Berlín, el transporte en los Estados Unidos llega a resultar bastante económico.

 

Vuelos

Si bien es imposible encontrar vuelos ''lowcost'' similares a los que podemos encontrar en Europa, no es complicado encontrar vuelos a precios competitivos (en torno a los 400€ ida y vuelta) siempre y cuando atendamos una serie de factores. Personalmente, tendría en cuenta 3 factores para encontrar vuelos económicos a esta zona:

  •  Fecha: evitar la temporada alta, en especial el verano y la navidad. Si adelantamos o atrasamos algo nuestro viaje (al mes de enero, los meses de junio o septiembre, incluso a la semana santa) veremos los precios reducidos casi un 50%
  • Antelación: al igual que en cualquier destino, reservar nuestro vuelo con antelación puede ayudarnos a ahorrar una cantidad importante. No obstante, esta no ha de ser excesiva...personalmente, y tras casi 1 año comparando precios, encontré mi vuelo por debajo de los 400€ ida y vuelta reservando con 3 meses de antelación. El rango en el que debemos estar atentos para aprovechar buenas ofertas es de entre 2 y 4 meses. Más o menos tiempo pueden multiplicar el precio del billete.
  • País de origen: aunque pueden encontrarse ofertas puntuales, España generalmente no es el país europeo más económico desde el que volar a América del Norte. Inglaterra, Irlanda, Suiza o los países nórdicos, (además de Francia en el caso de Canadá) poseen con frecuencia conexiones más económicas, por lo que en ocasiones nos será rentable comprar un vuelo ''low cost'', por ejemplo a Noruega, y volar desde alli a EE.UU. Además de ahorrar en nuestro billete, podemos conocer un destino más. En mi caso, volaría a Nueva York desde Zurich, siendo los 4 vuelos (España - Suiza, Suiza - Nueva York, ida y vuelta) más económicos que el vuelo directo desde Madrid o Barcelona. Atentos a ofertas de compañías como Swiss, Norwegian o Turkish Airlines.

                                                       

             

                                             Sobrevolando Estados Unidos                        Mapa del metro de Nueva York

 

Viajar por carretera

Viajar por carretera es probablemente la mejor forma de recorrer América del Norte. Tanto EE.UU como Canadá poseen una red de carreteras amplia y segura, que nos permite conocer el país de costa a costa, llegar a sus grandes ciudades y disfrutar de paisajes naturales que difícilmente podamos olvidar. El alquiler de coches en Estados Unidos no presenta ningún tipo de problema, y tanto las garantías como los cotes son similares a los que podemos encontrar en Europa.

En el caso estadounidense, las carreteras que vamos a encontrar son de los siguientes tipos:

Autopistas Interestatales: en su mayoría gratuítas y administradas por el Gobierno Federal. Constituyen el núcleo de comunicaciones más importantes del país.

Carreteras estatales: dependen de los estados y gobiernos locales. Aunque de calidad, sus parámetros son variables, pues podemos encontrar algunas similares a las autopistas interestatales, mientras que otras, debido su falta de uso, se encuentran algo más degradadas.

Carreteras locales: administradas por los condados, son el equivalente a las carreteras secundarias españolas, comunican principalmente pueblos y zonas rurales.

Las opciones que se presentan a la hora de planear un viaje por carretera en EE.UU son innumerables, rutas históricas, carreteras míticas...desde la ruta 66 desde Chicago a Los Angeles, a la Pacific Coast Highway, a lo largo de California, pasando por la carretera 61 a lo largo del Misisipi o la Ruta de los Apalaches, las posibilidades son muchas y muy variadas.

 

            

                                          Nueva York desde Staten Island                     Estación Grand Central Terminal

 

Tren y autobús

Otra forma de viajar por América del norte es a través del transporte público, aunque esto evidentemente nos restará independencia a la hora de trasladarnos de un lugar a otro del país, teniendo que adaptarnos a rutas, horarios..especialmente en los viajes interestatales, donde la frecuencia de rutas es algo menor...no obstante, mi experiencia con estos medios de transporte, especialmente el autobús, ha sido buena, pues existen multitud de compañías que realizan trayectos (principalmente a nivel estatal) que, reservándolos con antelación (en torno a los 2 meses) pueden llegar a costar 1$, 3$ y 5$. Algunas compañías importantes de autobuses son greyhound o megabus.

En cuanto al tren, Amtrak es la encargada de la red de trenes de pasajeros a lo largo de todo el país. Tanto el servicio, como frecuencias, horarios o comodidades son buenos...el único ''pero'' es que quizás sus tarifas son algo elevadas en comparación con el resto de opciones, aunque en ningún caso muy superiores al precio que pagaríamos por un trayecto similar entre países europeos.

 

           

                                            Union Station, Washington D.C                     Frontera entre EE.UU y Canadá

 

Transporte Público

Una vez dentro de las grandes ciudades, la mejor forma de lanzarnos a recorrerlas es mediante el transporte público, especialmente el metro, rápido, eficiente y en comparación con Europa muy económico. A lo largo de mi estancia en América del Norte pude tomar el metro en Nueva York, Boston, Washington DC, Montreal y Toronto, y en todos los casos me encontré con estaciones seguras, y una frecuencia de horarios que prácticamente conectan cualquier punto de la ciudad a lo largo de gran parte del día.

Como ejemplo, el metro de Nueva York, el cual consta de 26 líneas, repartidas por 500 estaciones a lo largo de 1000Km de vías, funciona 24 horas al día, y su coste es de 2,50$ por trayecto...menos de 2€, la mitad de lo que por ejemplo vale un trayecto en el metro de Londres. Además, existen numerosas tarjetas con descuentos, como el caso de la metrocard, que por 29$, unos 20€, nos permite viajar de forma ilimitada durante 7 días consecutivos, un auténtico chollo.

De esta forma, no tengáis miedo y aventuraros a recorrer las grandes ciudades gracias a su transporte público...como digo, os ayudarán a visitar gran parte de las mismas de una forma cómoda, económica, eficiente y segura.

 

             

                                                Estación central de Boston                            Aeropuerto JFK, Nueva York

 

En definitiva, moverse por Estados Unidos y Canadá es mucho más sencillo de lo que en un primer momento podemos imaginar, y sobre todo, más económico. ¿A qué esperáis para cruzar el charco? Grandes ciudades, pueblos con encanto, naturaleza y sobre todo experiencias, os están esperando!

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo