Viajar a Roma, un paseo por la ciudad eterna

Continuamos esta serie de artículos dedicados a escapadas de fin de semana con una ciudad que con sólo nombrarla parece describirse a sí misma. Roma, conocida cómo la ciudad eterna, sería según la leyenda, fundada por los hermanos Rómulo y Remo allá por el año 753 A.C. Desde entonces ha sido testigo de excepción de numerosos acontecimientos históricos que con el paso del tiempo han marcado el devenir de nuestra civilización..Capital del Imperio Romano, y desde 1870, capital de Italia, Roma cuenta en la actualidad con una población cercana a los 2.800.000 habitantes, siendo la ciudad más poblada de Italia y cuarta de toda la Unión Europea.

Única ciudad del mundo que cuenta con un Estado en su interior, Roma posee un patrimonio histórico, artístico y cultural difícil de superar, y a tan sólo 2 horas en avión desde España, puede resultar el destino perfecto para cualquier puente o escapada de fin de semana. El Coliseo, el Foro Romano, la Fontana di Trevi, el Monumento a Vittorio Emanuele II, la gastronomía italiana o su importante oferta cultural hacen de la capital lacial uno de los destinos más atractivos de Europa...veámos cómo poder organizar un viaje a una de las ciudades más especiales del viejo continente.

 

                                                      

                                                      El Coliseo, uno de los lugares más representativos de la ciudad

 

  • ¿Cuándo viajar a Roma?

En mi opinión, las mejores épocas para visitar la ciudad de Roma son la primavera y el otoño. Con más horas de sol y temperaturas más benignas que el invierno, y con mucho menos calor que el verano, en el que el número de turistas que acuden a la ciudad se multiplica, los meses de abril a mayo, así como los de septiembre y octubre, resultan los ideales para visitar la capital italiana.

  • ¿Cómo hacerlo?

Roma es un destino ideal para preparar un viaje de por libre. Numerosas compañías de bajo coste, como Vueling, Ryanair o Easyjet operan desde las principales ciudades españolas hasta la capital italiana, por lo que resulta sencillo encontrar ofertas de vuelos económicos por un precio de entre 50 y 100€ ida y vuelta. Roma también puede formar parte de cualquier circuito que nosotros mismos organicemos por Italia, pues dada su ubicación geográfica, en mitad del país, el combinar la visita a la ciudad con estancias en ciudades como Florencia, Venecia, Milán, Pisa o Nápoles pueden ser opciones a tener en cuenta. Estan son las distancias y duración del viaje (por carretera) entre Roma y las principales ciudades italianas:

  • Nápoles       -       227 Km       -       2h 15 min
  • Florencia      -       281 Km       -       2h 50 min
  • Venecia       -       531 Km       -       4h 50 min
  • Milán           -        580 Km        -      5h 20 min

Para desplazarnos por Italia, el tren puede resultar la mejor opción, pues por lo general resulta cómodo, puntual y sus precios son asequibles, pudiendo encontrar regularmente diversas ofertas entre las principales ciudades del país. Para consultar líneas, horarios, precios, e incluso realizar nuestra reserva, podemos utilizar la web de trenitalia, la empresa nacional férrea italiana. Otra opción es la del autobús. En Italia son muchas las compañías que operan en y entre las diversas regiones del país. Una de las más importantes es ibus, con una amplia oferta de conexiones a lo largo de la práctica totalidad de Italia.

En cuanto a trámites y documentación, para viajar Italia, al igual que al resto de países de la Unión Europea, precisaremos únicamente de nuestro DNI o pasaporte en vigor, y mediante la tarjeta sanitaria europea podremos recibir atención sanitaria en cualquier centro público del país. En lo que a seguridad se refiere, el estándar italiano no se diferencia sustancialmente del español, sin embargo hemos de mantener ciertas precauciones, especialmente en las grandes ciudades, así como en los alrededores de estaciones de tren o autobús.

  • Alojamientos

Roma es una de las ciudades más visitadas del mundo, y como toda gran capital, posee un elevado número de alojamientos accesibles a cualquier tipo de bolsillos. Los más económicos, como en la mayoría de grandes ciudades europeas, son los hostels o albergues de juventud, en los que podemos encontrar camas en habitaciones compartidas desde los 8 hasta los 20€ por noche. Para encontrar el que mejor se adapte a nuestras condiciones, podemos utilizar webs como Hostelworld o HostelBoockers. Otra opción es la de alquilar alguno de los bonitos apartamentos en Roma que podemos encontrar en el centro de la ciudad, con una relación calidad-precio muy recomendable. Por último, el precio de las habitaciones de hotel en Roma es similar al de ciudades como Madrid o Barcelona, oscilando entre los 60€ de los más modestos hasta los cerca de 1500€ que pueden llegar a costar las suites de los hoteles de cinco estrellas. El precio medio por habitación en un hotel estándar puede rondar entre los 80 y 120€ la noche.

  • Transportes

La mejor forma de moverse por Roma es mediante el transporte público, gracias a la red de autobuses y metro. Ambos comparten el mismo tipo de billete, que podemos adquirir en estancos, ubicados en las proximidades de prácticamente cualquier parada, e indicados con la letra T.

De esta forma, podemos encontrar varios tipos de billetes y abonos...En primer lugar encontramos el billete sencillo, válido por un periodo de 100 minutos desde su validación, con un precio de 1,50€. También podemos obtener un abono diario ilimitado por 6€, o el abono turístico, válido por 3 días y a un precio de 16,50€. Para estancias superiores, podemos optar por el abomo semanal, válido durante 7 días y a un precio de 24€.

Es importante que al entrar en cualquiera de los medios de transporte validemos nuestro billete en unas máquinas automáticas de color amarillo, mediante las cuales quedará impresa la hora exacta del comienzo de nuestro viaje. No es necesaria la presentación del mismo al conductor, pero la presencia de revisores es relativamente alta, y en caso de no haber sellado nuestro billete, la multa correspondiente pueda llegar a alcanzar una cuantía de hasta 100€.

  • Comidas

Roma es el destino ideal para los amantes de la comida italiana...antipasto, pizzas, spaghetti, pastas de todo tipo, licores o el famoso ''gelato''..sin embargo, al igual que en cualquier ciudad con un elevado número de visitantes, hemos de evitar aquellas heladerías o restaurantes ''turísticos'', muchos de ellos ubicados en las zonas más concurridas, en los que los precios son desorbitados y la calidad de los platos se aleja sustancialmente de la cocina italiana tradicional. Por ello, mi recomendación es que evitéis entrar al primer restaurante que encontréis...la oferta es muy numerosa por lo que no ha de importaros el buscar, evaluar y elegir la opción que más se adapte a vosotros...pues a buen seguro encontraréis el lugar apropiado en el que disfrutar de una gastronomía fantástica.

 

             

                                                            Plaza de España                     Fontana di Trevi, símbolo de la ciudad

 

  • ¿Dónde ir? 10 visitas imprescindibles en Roma

 

El Coliseo: Construído en el siglo I, el Coliseo de Roma es uno de los símbolos más característicos no sólo de la ciudad, sino de toda Italia. Con un aforo que llegaría a superar los 50.000 espectadores, sería declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, e igualmente designado como una de las nuevas siete Maravillas del Mundo Moderno. Testigo de batallas de gladiadores, eventos sociales, cacerías..o invitado en numerosas películas..el Coliseo ha sido una pieza clave en la sociedad romana. Visita imprescindible en la ciudad.

 

Foro Romano: Ubicado a escasos metros del Coliseo, el Foro Romano es uno de los elementos más representativos de la sociedad de la antigua Roma. Templos, basílicas, monumentos...el Foro es uno de los lugares más recomendables por los que perderse y pasear en la capital italiana. En él podemos visitar lugares cómo el edificio de la Curia o el monumental Arco de Tito. Otro lugar que no podemos dejar de visitar en nuestro viaje a Roma.

 

La Fontana de Trevi: Hablar de la Fontana de Trevi es hacerlo de uno de los símbolos de capital italiana, así como del más romántico. Cuenta la leyenda que tirar una moneda de espaldas a ella es sinónimo de volver a la ciudad, tirar dos presagia encontrar el amor con un italiano/a, y lanzar tres, asegura casarse con él/ella...sea o no cierto, estamos ante uno de los lugares más especiales de la ciudad, digno de pasear, fotografiar, y en el que disfrutar en alguna de sus terrazas más próximas.

 

Monumento a Vittorio Emanuele II: Inaugurado en 1911 en honor al rey del mismo nombre, primero del país tras su unificación, el Monumento a Vittorio Emanuele es uno de los edificios más imponentes de la capital italiana. Construído con marmol blanco, alberga diversas fuentes y esculturas en honor al monarca, así como dos estatuas representando a la diosa Victoria y la tumba al soldado desconocido.

 

Plaza de España: La Piazza Spagna es una de las más concurridas de toda la ciudad, así como una de las más representativas. En ella podremos encontrar, además de la Embajada de España ante la Santa Sede, la Fontana della Barcaccia o la famosa escalinata que conecta la plaza con la iglesia de Trinitá dei Monti.

 

Panteón de Agripa: Conocido coloquialmente como ''La Rotonda'', el Panteón de Agripa es uno de los elementos culturales más importantes que podemos visitar en la ciudad de Roma. Construído en el año 126 d.C., el lugar sorprende además de por su arquitectura, por su óptimo estado de conservación. En sus diversas capillas podemos encontrar frescos como el de ''La Anunciación'', de Melozzo da Forlì, o las tumbas de personajes ilustres como el rey Victor Manuel II, o su esposa Margarita Teresa de Saboya.

 

El Vaticano: La Basílica de San Pedro, con las vistas que podemos divisar desde su cúpula, la histórica Plaza con el mismo nombre, los increíbles Museos Vaticanos...son muchas las razones para conocer el país más pequeño del mundo, pues los tesoros que alberga la sede de la Iglesia católica bien merecen una visita. Es recomendable acudir a primera hora de la mañana, pues el número de visitantes, con las correspondientes colas, suelen ser elevados. En cualquier caso, visita obligada en la capital italiana.

 

Castillo de Sant'Angelo: Ubicado a escasos metros de la Ciudad del Vaticano, el Castillo de Sant'Angelo es una fortaleza en el margen derecho del río Tiber construída por Antonino Pío en el año 139 d.C. Sin la espectacularidad de otros monumentos de la ciudad, el Castillo es un lugar de paso obligado dada su localización entre el Vaticano y el centro de Roma, por lo que su visita, o al menos el paseo por sus inmediaciones, es recomendable.

 

Plaza Navona: La Iglesia de Santa Inés, la Fuente de los Cuatro Ríos o el Palazzo Pamphili son sólo algunos de los lugares que podemos visitar en la Plaza Navona, una de las más bellas tanto de Roma como de toda Europa..pues en ocasiones más que una plaza da la impresión de tratarse de un museo al aire libre..visita obligada en la ciuda de Roma

 

 

              

                                          Plaza de San Pedro desde la Basílica                    La Escuela de Atenas

 

  • ¿Qué hacer? 5 Actividades para disfrutar algo más de Roma

 

Visita algunos de los museos de la ciudad: En una ciudad con la historia y el patrimonio cultural de Roma, no podían faltar galerías y museos de primer nivel. Desde el propio Museo Vaticano, al Palazzo Massimo, las Termas de Diocleciano, el Palacio Barberini o la Galería Nacional de Arte Moderno son algunos de los museos que podemos visitar en la capital italiana.

 

Realiza tus compras en alguno de los lugares más pintorescos de Roma: Desde pequeños puestos de antigüedades en mercadillos como el de Piazza Fontanella Borghese, hasta boutiques de las firmas más prestigiosas en la Vía dei Condotti, Roma cuenta con una amplia y diversa oferta comercial en la que podremos elegir multitud de productos para recordar nuestro paso por la ciudad eterna.

 

Pasea por el tradicional barrio del Trastevere: Hablar del Trastévere es hacerlo de uno de los barrios más bohemios de la ciudad de Roma. Ubicado en el margen occidental del río Tiber, este barrio de origen medieval es uno de los lugares predilectos por los habitantes de la ciudad para pasear, perderse, y desconectar del centro de la ciudad, además su amplia oferta de cafeterías o restaurantes suponen una buena opción para degustar la gastronomía italiana. En caso de disponer del tiempo suficiente, una visita muy recomendable.

 

Descubre algunas de las Catacumbas de la ciudad: Visita parte de los cerca de 170 kilómetros de catacumbas que durante siglos sirvieron como lugar de sepultura en la ciudad. Otra forma distinta de conocer una parte de la cultura romana durante la antigüedad, pues el paseo nos hará retroceder siglós atrás, y nos permitirá vivir en primera persona un estracto de la milenaria historia de la capital italiana.

 

Visita la legendaria Boca de la Verdad: Descubre esta histórica estatua de marmol de 1,75 metros de diámetro, ubicada en la iglesia de Santa María in Cospedín, que según la leyenda, hace perder al mentiroso la mano tras introducirla en ella. Un lugar curioso, pintoresco y cargado de misterio.

 

 

                 

                                                Alrededores del Foro Romano                Monumento a Vittorio Emanuele II

 

Son muchos los motivos por los que debemos visitar Roma, una ciudad diferente, repleta de vida..de movimiento y sobre todo de historia. Una capital accesible, capaz de mostrarse seria y a la vez divertida..¿A qué esperáis para visitarla? Roma è speciale!; )

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo