Viaje a Londres, capital británica y mayor ciudad de la Unión Europea

Londres, capital del Reino Unido, es con un área metropolitana cercana a los 15 millones de habitantes, la ciudad con mayor población de la Unión Europea, así como uno de los centros económicos, históricos, culturales y turísticos más importantes del mundo. Desde mi primera visita en la primavera de 2008, descubrí una ciudad fascinante, llena de atractivos de todo tipo, en la que sean cual sean nuestros gustos, aficiones, personalidad..encontraremos un espacio en el que disfrutar...museos, conciertos, eventos deportivos, grandes almacenes, lugares cargados de historia..Londres es una ciudad con mucho que ofrecer, y dadas sus apenas 2 horas de distancia en avión con España, resulta una opción ideal para disfrutar de un viaje de fin de semana a una de las capitales con más personalidad del mundo.

Por ello en este post, trataremos de reunir algunos datos prácticos y contestar algunas preguntas que nos sean de ayuda a la hora de visitar la ciudad...¿en qué época del año viajar?, ¿cómo hacerlo..con qué compañías?, ¿merece la pena contratar o no un circuito?, ¿qué alojamientos son o no más recomendables?, ¿cuáles son las mejores opciones para movernos por la ciudad?.

                             

                                                               

                                                                                     Big Ben y Palacio de Westminster

 

  • ¿Cuándo viajar a Londres?

Londres es una ciudad para visitar durante cualquier época del año..Personalmente eligiría el periodo comprendido entre el final de la primavera y el comienzo del otoño, evitando así un invierno en el que la humedad y las pocas horas de luz pueden dificultar nuestra visita. El verano puede ser una buena opción, pues las temperaturas son agradables (rara vez se superan los 30º), aunque este es el periodo en el que más turistas visitan la ciudad, lo que nos puede dificultar a la hora de conseguir entradas o sufrir kilométricas colas a la hora de entrar en museos, restaurantes o conseguir alojamiento. Mis meses ideales para visitar la ciudad serían: abril, mayo, junio y septiembre.

  • ¿Cómo hacerlo?

Londres es un destino ideal para plantearse viajar de por libre, sin necesidad de contratar ningún tour o circuito predeterminado. Existe una gran cantidad de compañías de vuelos de bajo coste que operan desde las principales ciudades españolas hasta la capital británica, como Easyjet, Ryanair, Vueling, Norwegian, Thomson Flights..entre tasas, facturación de equipaje..y todos aquellos gastos que nos cargan las compañías aéreas al reservar los vuelos por internet, no debe ser difícil encontrar vuelos a londres por un rango de entre 70 y 120€ ida y vuelta.

En cuanto a la documentación necesaria para entrar en Gran Bretaña, los españoles tan sólo necesitamos de nuestro DNI, aunque siempre recomiendo llevar también el pasaporte, pues en caso de pérdida de cualquiera de estos documentos, siempre podremos recurrir al otro sin mayores inconvenientes. No es necesario precisar de visado ni seguro médico.

  • Alojamientos

En cuanto al alojamiento, Londres presenta una gran oferta destinada a todo tipo de bolsillos. Desde Hostels y ''Bed & Breakfast'' por unas 10£ diarias en habitación compartida, hasta lujosos hoteles de 5 estrellas que sobrepasan las 1500£. Una buena opción intermedia es la de alquilar un apartamento, algo que gracias a empresas como Gowithoh podremos hacer fácilmente a través de internet. Mi consejo es que reservéis vuestro alojamiento con antelación, pues Londres es una de las ciudades más turísticas del mundo, y hacerlo con algunas semanas de antelación nos permitirá optar por las mejores opciones calidad-precio sin ninguna complicación.

  • Transportes

Con 270 estaciones y más de 400km repartidos en 11 líneas, el metro de Londres es la mejor opción para movernos por la ciudad. El billete sencillo es caro, pues dependiendo de las zonas, el trayecto puede llegar a costar hasta 5,5£, sin embargo existen dos modalidades que nos permiten, con una mayor comodidad, ahorrar un precio importante en el importe de nuestro trayecto: la Oyster card, en formato de targeta inteligente, y la travelcard, un abono impreso en papel. El horario del metro es de 5:00 a 0:00 de lunes a sábado, teniendo los domingos un horario algo reducido. Es una forma rápida, cómoda, y con la que podremos llegar fácilmente a casi cualquier punto de la ciudad.

Además del metro, otra opción es la del autobús. La tarifa del billete sencillo asciende a las 2,40£, por ello es recomendable adquirir el bono de un día, de uso ilimitado, por un precio de 4,40£. Los autobuses rojos de dos pisos de Londres son uno de los elementos más característicos de la ciudad, y sin duda una de las formas más pintorescas de trasladarnos por ella.

  • Comidas

Puede que la gastronomía no sea uno de los atractivos principales del Reino Unido, sin embargo Londres, como toda gran ciudad, presenta una importante oferta de restaurantes de todo tipo y con opciones para todos los bolsillos. Restaurantes italianos, hindues, chinos, libaneses, japoneses..en Londres podemos encontrar parte de cualquier gastronomía del mundo, y en cualquier caso siempre podremos recurrir al clásico ''Fish & Chips''.

 

           

                                         London Eye, símbolo de la ciudad                            Palacio de Buckingham

 

  • ¿A dónde ir? 10 Visitas imprescindibles para disfrutar de Londres

 

Big Ben y Palacio de Westminster: Al hablar del Big Ben probablemente nos estemos refiriedo no sólo al símbolo de la ciudad de Londres, sino al de toda Gran Bretaña, y a unos de los lugares con más personalidad del mundo. Situado al noroeste del Palacio de Westminster, sede del Parlamento británico, el nombre de Big Ben hace referencia a la campana del reloj de la Elizabeth Tower, tal y como es conocida desde el 26 de junio de 2012, año del jubileo de la Reina Isabel II.

Se trata de un lugar de visita obligada en Londres, no en vano, el Palacio sería declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. Su horario de visita es algo reducido, pues a excpeción de los meses de agosto y septiembre, este se limita a los sábados de 9:15 a 16:30, siendo el precio de la entrada de 16,50£.

 

Abadía de Westimnster: Situada a escasos 300 metros del Palacio del mismo nombre, la Abadía de Westminster ha sido tradicionalmente testigo tanto de coronaciones como entierros de monarcas británicos, y en ella se encuentran enterrados numerosas personalidades de la historia británica. En ella podemos admirar lugares como el Rincón de los Poetas, en el que se encuentran las tumbas de autores como Dickens o Shakespeare, la Lady Chapel, o el Trono de San Eduardo.

 

London Eye: Se trata de una de las norias más altas del mundo. Sus 135 metros de altura nos permiten obtener algunas de las mejores panorámicas de la ciudad. Abierta al público en marzo de 2000, su recorrido de 30 minutos en cualquiera de sus 32 cabinas de cristal nos harán disfrutar de Londres de una forma muy especial. El precio de la entrada asciende a 19£, aunque en mi opinión la visita merece la pena...eso sí, preparaos para unas colas kilométricas, pues estamos ante uno de los puntos turísticos con más afluencia de todo el país.

 

Palacio de Buckingham: Residencia oficial de la Reina Isabel II en Londres, el Palacio de Buckingham fue construído en 1703 y adquirido para ser residencia privada por el rey Jorge III en 1762. En él se realizan a lo largo del año diferentes visitas de Estado, así como ceremonias y actos públicos. El horario de visita se reduce a los meses de agosto y septiembre de 9:30 a 19:00 horas, y el precio de la misma es de 19£.

 

Piccadilly Circus: Uno de los centros neurálgicos de la ciudad. Sus luces de neón iluminadas junto a la Estatua de Eros formas una de las escenas más típicas de la ciudad. Un lugar repleto de ocio y diversión en el corazón de la capital británica.

 

Torre de Londres: Testigo de innumerables torturas y ejecuciones, la Torre de Londres es un castillo situado en la ribera norte del río Támesis, y sería construída por Guillermo el Conquistador en el año 1078. En ella podemos admirar la colección de las Joyas de la Corona o el Palacio Medieval.

 

Tower Bridge: Situada junto a la Torre de Londres, la Tower Bridge es un puente elevadizo de estilo victoriano que cruza el río Támesis desde su construcción en 1894. El horario de visita desde octubre hasta marzo es de 9:30 a 17:30, y durante los meses de abril a septiembre de 10:00 a 18:00, por un precio de 8£.

 

Trafalgar Square: Construída para conmemorar la victoria de la armada británica frente a españoles y franceses en la Batalla de Trafalgar, se trata de la plaza más majestuosa de la ciudad. En ella podemos encontrar elementos tan característicos como la Columna de Nelson, en cuya parte superior se encuentra una estatua del propio almirante de 5,5 metros de altura.

 

Catedral de San Pablo: Escenario de algunos de los acontecimientos más importantes de la historia de Gran Bretaña, la Catedral de San Pablo es la 2º más grande del mundo, tan sólo por detrás de la Basílica de San Pedro en el Vaticano. En ella podremos visitar lugares como la Galería de los Susurros o la Galería de Oro, además de tener la oportunidad de disfrutar de una de las mejores panorámicas de Londres. El precio de la entrada es de 16£ y el horario para visitantes es de lunes a sábados de 8:30 a 16:00.

 

Museo Británico: Hablar del British Musem es hacerlo de uno de los más completos del mundo, además del más antiguo y uno de los más conocidos. Abre a diario de 10:00 a 17:30, y su entrada es gratuíta. Disfrutaréis de una extensa colección de arte egipcio, griego, romano, oriental...sin duda la mayor atracción cultural de la ciudad.

 

            

                                 Puente Waterloo y Catedral de San Pablo                     Mercado de Camden Town

 

  • ¿Qué hacer en Londres? 5 Actividades para disfrutar algo más de la ciudad

 

Presencia el Cambio de Guardia: Disfruta de una de las ceremonias más célebres de la ciudad de Londres. El Cambio de Guardia tiene lugar en el Palacio de Buckingham a las 11:30 de la mañana. El desfile se celebra cada día durante los meses de mayo, junio y julio, dando lugar durante días alternos el resto del año. El Cambio de Guardia dura unos 45 minutos, y es recomendable llegar al lugar con algo de tiempo, pues es una de las atracciones turísticas más visitadas de la ciudad.

 

Disfruta de los Parques de Londres: Suponen el lugar perfecto para tomar un respiro durante nuestra visita por la ciudad. Algunos muy populares, como el Hyde Park, son el lugar elegido a diario por miles de londineses para disfrutar de un entorno natural, en el que pasear, montar en bicicleta o practicar deporte y desconectar por unas horas del estrés de la ''city''.

 

Tomar algo en Covent Garden: Se trata de una de las zonas más animadas de la ciudad. Repleta de mercados, puestos de artesanía, restaurantes y pubs, puede suponer el lugar perfecto para tomar algo y disfrutar de la animada vida nocturna londinense

 

Visita el barrio de Chinatown: El Barrio Chino de Londres supone una muestra más de la interculturalidad de la ciudad. Ubicado en el barrio del Soho, sus calles, restaurantes, panaderías y pequeñas tiendas nos trasladarán durante algunos minutos a miles de kilómetros de distancia. Una buena opción para comer es acudir a alguno de sus muchos restaurantes..si os gusta la comida china, no lo dudéis!.

 

Compras en Londres: Dos de las zonas más atractivas para comprar en Londres, son los mercados de Camden Town y Portobello, en los que podremos encontrar desde ropa, a antigüedades, pasando por música, colecciones de numismática, libros o puestos de comida.

 

 ©2017 Mis Rutas por el Mundo