¡Objetivo cumplido! 10 imágenes que resumen la vuelta al mundo

¡Objetivo cumplido! La vuelta al mundo ya es una realidad, y por fin puedo decir que he cumplido uno de mis grandes objetivos viajeros. Han sido unas semanas muy intensas, llenas de experiencias, emociones y momentos para el recuerdo, volviendo a lugares de los que guardaba un gran recuerdo, descubriendo otros...y en general, viviendo una experiencia digna de recordar! 

...Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí está el resumen de esta vuelta al mundo con 10 fotografías que representan algunos de los mejores momentos vividos a lo largo de esta aventura:

 

 

Estancia del Palacio Gyeongbokgung

Seoul fue la primera parada de la vuelta al mundo, y en ella aproveché para volver a visitar su cuidado centro histórico, donde palacios, templos y museos se mezclan con rascacielos y centros comerciales. De entre todos sus palacios, mi favorito es el de Gyeongbokgung, que a pesar de sus más de 600 años de antigüedad, tiene un perfecto estado de conservación. Pasear por sus parques, estancias...o admirar su patrimonio artístico es una de las mejores tomas de contacto que podemos tener con la capital coreana.

 

 

Monte Seongsan, en la Isla de Jeju

Jeju ha sido uno de mis grandes descubrimientos del viaje. A sólo una hora de vuelo de Seoul, esta isla, declarada Patrimonio de la Humanidad, cuenta con un entorno natural único...playas, volcanes, especies endémicas..y montes como el Seongsan, perfectos para hacer senderismo, caminar, y disfrutar desde su cima de unas increíbles vistas de los alrededores.

 

 

Entrada al Templo Kiyomizu-dera, Kyoto

Volver a Kyoto, la ciudad que siempre he considerado mi favorita de Asia, ha sido uno de los grandes atractivos del viaje. Si a finales de 2014 recorrería la ciudad teñida de blanco en pleno invierno, en esta ocasión disfrutaría de sus templos, monasterios y lugares declarados Patrimonio de la Humanidad con temperaturas veraniegas y una luz muy diferente, pero igual de especial. La imagen corresponde a la entrada del complejo de Kiyomizu-dera, uno de sus lugares más emblemáticos, así como uno de los templos más visitados de todo Japón.

 

 

Templo Kinkaku-ji, Kyoto

Mi gran descubrimiento durante esta etapa de la vuelta al mundo fue el Templo de Kinkaku-ji, o Templo del Pabellón Dorado, la única de las grandes atracciones que me quedaba por visitar de Kyoto, que como suponía, no me iba a defraudar. Sus jardines, diferentes estancias, y la postal de su templo principal reflejado sobre el lago es uno de los grandes atractivos de una ciudad a la que siempre querré volver.

 

 

Barrio de Dotonbori, Osaka

De la tranquilidad y tradición de Kyoto continuaría mi viaje por la moderna de Osaka, una de las ciudades más dinámicas del mundo, cuyo centro neurálgico es el barrio de Dotonbori, repleto de carteles luminosos (como el del famoso Glico) restaurantes, centros comerciales y una marea de gente recorriendo sus calles a cualquier hora del día.

 

 

Bahía de Pearl Harbor, Hawaii

Desde Japón volaría a Honolulu, en Hawaii, una isla conocida por sus playas y paisajes paradisíacos, pero también por su historia, y es que fue allí donde se produjo uno de los acontecimientos más importantes de la 2º Guerra Mundial, el ataque japonés contra la base estadounidense de Pearl Harbor. La visita al museo, con multitud de memoriales, imágenes y hasta la posibilidad de ver el interior de un submarino (en la imagen, el U.S.S. Bowfin) fue una experiencia única y recomendable para todo el que visite Hawaii.

 

 

Playa de Lanikai, Hawaii

...Pero si por algo destacan estas islas es por sus playas, con algunas, como la de Lanikai (en la imagen) consideradas como las mejores del mundo. Hasta para alguien como yo al que no le entusiasman las playas, lugares como este nos resultan inolvidables...las olas, la arena blanca o el agua azul celeste hacen de este lugar, al norte de la Isla de Oahu, un verdadero paraíso.

 

 

Templo de Kukulkán, en Chichén Itzá

...Y de Estados Unidos, a México!. Por fin había llegado el momento de visitar este increíble país, una de mis grandes cuentas pendientes. Aquí tendría la oportunidad de disfrutar de las playas de Cancún, y sobre todo, del complejo de ruinas mayas de Chichén Itzá, declaradas Patrimonio de la Humanidad y una de las nuevas maravillas del mundo. En la imagen aparece el Templo de Kukulkán, la ''joya'' del complejo y sin duda, uno de los lugares más especiales que he visitado.

 

 

La Habana, desde la torre de su Catedral

Tras México llegaría Cuba, un país que hacía tiempo quería visitar...en especial su capital, La Habana, una ciudad que imaginaba única, de otro tiempo... Son muchos los lugares emblemáticos de La Habana, pero una buena forma de ver la ciudad en su conjunto y darse cuenta de su dimensión es subiendo a la torre de la Catedral, desde donde obtendremos las mejores vistas de la ciudad.

 

 

Malecón de La Habana

El Malecón fue protagonista de los 4 días que pasé recorriendo la Habana, una ciudad única, diferente a cualquier otra, y en la que pondría punto y final a mi vuelta al mundo. Después vendría un vuelo a Madrid, varios días en España, y el vuelo de vuelta a Dubai, el destino donde empezó todo...pero aquí los sabores, las calles y la gente eran ya familiares...Cuba supuso el fin de esta aventura y la realización de un sueño...¡dar la vuelta al mundo!...veremos en qué consiste el siguiente..

 

 

 ©2012 - 2018 Mis Rutas por el Mundo