Qué ver en Marrakech: 10 visitas imprescindibles

Marrakech es la ciudad más visitada de Marruecos y una de las más interesantes. Fundada en el año 1062, es considerada una de las cuatro ciudades imperiales del país (junto a Rabat, Fez y Meknes) y cuenta con todo tipo de atractivos para el viajero: mezquitas, palacios, jardines y una medina repleta de zocos y callejones que parecen llevarnos siglos atrás.

Es cierto que es un destino que puede llegar a agobiar y que debemos afrontar con calma, pues la afluencia de turistas y la agresividad de los vendedores del zoco harán que en más de una ocasión necesitéis tomar un respiro...¡pero que esto no detenga vuestro viaje! Marrakech es una de las ciudades más bellas del norte de África y sus colores, sabores y lugares declarados Patrimonio de la Humanidad bien merecen una visita.

A continuación os dejo los 10 lugares que no os podéis perder en vuestro viaje:

 

                        Marrakech                     Marrakech

                                                      Plaza Jemaa el-Fna                                                                                      Mezquita Koutoubía

 

Plaza Jemaa el-Fna

El centro neurálgico de Marrakech y probablemente el lugar más visitado de Marruecos. En ella encontraréis desde puestos con zumos, frutos secos y especias hasta encantadores de serpientes, pasando por charlatanes, vendedores ambulantes, domadores de monos...

Mi consejo es que la visitéis tanto de día como de nochepues el ambiente cambia totalmente. Una buena opción es tomar algo en la terraza de algunos de sus cafés. Los precios son competitivos y disfrutaréis con más tranquilidad del ambiente de la plaza. 

 

Mezquita Koutoubía

Ubicada junto a la Plaza Jemaa el-Fna, la Mezquita Koutoubía es el edificio más emblemático de Marrakech. Fue construída a mediados del siglo XII y su alminar, de más de 60 metros, puede verse desde casi cualquier punto de la ciudad. 

Sirvió como inspiración para construir la Giralda de Sevilla o la Torre Hasan de Rabat, y aunque su visita está permitida sólo a musulmanes, merece la pena dar un paseo por los jardines de sus alrededores.

 

El Zoco
No podemos irnos de Marrakech sin recorrer las calles del zoco, en el que encontraremos puestos con todo tipo de artículos: artesanía, bolsos, especias, lámparas, alfombras y por supuesto imitaciones. Eso sí...debéir armaros de paciencia pues los vendedores llegan a ser bastante insistentes. No tengáis miedo al regateo pues además de habitual es obligado para conseguir buenos precios. Por lo general os ofrecerán precios que doblan el valor real del producto.
 

 

                         Marrakech                    Marrakech

                                                        Calles del Zoco                                                                                           Puesto con especias

 

Bab Agnaou

Construída en el siglo XII como acceso a la Kasbah Real, la Puerta de Bab Agnaou es la más bella de las 19 que encontraremos en la muralla de la ciudad. Se encuentra al suroeste de la medina y aunque tuvo que ser reconstruída es considerada una de las joyas del arte almohade de Marrakech. Desde ella podemos acceder a los dos lugares que veremos a continuación, el Palacio El Badi y las Tumbas Saadíes.

 

Palacio El Badi

Inaugurado a finales del siglo XVI para conmemorar la derrota portuguesa en la batalla de Wed al Makhazín, el Palacio El Badi fue uno de los más grandes y lujosos de Marruecos. Su construccíon se demoró 25 años y llegó a contar con más de 300 habitaciones, decoradas con los mejores materiales de la época. 

Aunque en la actualidad está prácticamente en ruinas, merece la pena recorrer el patio central y visitar sus exposiciones sobre la historia de la ciudad. Desde sus murallas obtendréis una de las mejores panorámicas de Marrakech.

 

Tumbas Saadíes

Situadas al norte de la Kasbah y junto a la mezquita Moulay El Yazid, encontraréis el complejo de mausoleos en los que descansan los restos de la dinastía saadí, incluyendo los del Sultán Ahmad al-Mansour. La decoración y arquitectura de los mausoleos, redescubiertos en 1917 y posteriormente restaurados, hacen que las estancias parezcan habitaciones de un palacio. Recomendable ir a primera hora, pues para ver el mausoleo principal debemos hacer cola.

 

                         Marrakech                    Marrakech

                                                     Puerta Bab Agnaou                                                                                         Tumbas Saadíes

 

Madrasa Ben Youssef

Esta escuela coránica, fundada por el Sultán Abu al-Hasan en el siglo XIV y con capacidad para 900 estudiantes, es uno de los lugares más visitados de Marrakech gracias a su arquitectura y decoración a base de mosaicos, mármol y madera de cedro

Aunque abre a diario de 8 de la mañana a 5 de la tarde os recomiendo ir también a primera hora...es un lugar bastante frecuentado y agradeceréis tener espacio para hacer fotografías.

 

Jardines Majorelle

Marrakech es una ciudad conocida por sus jardines y aunque los más famosos son los de Menara os recomiendo visitar los de Majorelle. Creados en 1924 por el pintor francés Jacques Majorelle, fueron abiertos al público en el año 1947 y actualmente se han convertido en un verdadero jardín botánico. Cuenta con especies de los cinco continentes, incluyendo palmeras, jazmines, cactus, cocoteros, bambús..y hasta una quincena de especies de pájaros.

En el año 1980 fueron adquiridos por el diseñador Yves Saint Laurent, que se encargaría de restaurarlo y crear en sus estancias el Museo de Arte Islámico de Marrakech. Se encuentran en la zona norte de la ciudad, a unos 15 minutos en taxi de la Plaza Jemaa el-Fna.

 

                         Marrakech                    Marrakech

                                                           Palacio El Badi                                                                                         Murallas del Palacio

 

Excursión al Desierto

Una de las mejores actividades que hacer en Marrakech es una excursión de 2 o 3 días por el desierto. En ella tendréis la oportunidad de pasear en camello, recorrer las dunas en 4x4, dormir en la jaima de un campamento bereber o visitar localidades como Ouarzazate, Zagora o Ait Ben Hadu, declarada Patrimonio de la Humanidad...las opciones son múltiples y abarcan todo tipo de precios. 

En este post os cuento mi experiencia. Para contratar vuestra excursión desde casa os recomiendo echar un vistazo a Tours Marruecos, cuentan con una gran variedad de rutas y precios muy competitivos.

 

Essaouira

Otra de las excursiones más recomendables para hacer desde Marrakech es a la ciudad costera de Essaouira. Ubicada a orillas del Atlántico y con una excelente playa, su medina de casas blancas ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad, y lo cierto es que después del ajetreo de Marrakech se agradece visitar un lugar mucho más tranquilo, menos turístico y en el que disfrutaréis de una gastronomía a base de marisco y pescado fresco.

En el próximo post os contaré mi experiencia en Essaouira y las mejores opciones para llegar a la ciudad.

 

Hasta pronto viajeros!

                 

 

 ©2012 - 2019 Mis Rutas por el Mundo