Rubén, el valenciano que ha visitado 170 países

La historia de Rubén Arnal es la de un viajero muy peculiar. En 2009, tras pedir una excedencia en la caja de ahorros donde trabajaba, decidió irse como voluntario a Perú, donde colaboraría un año en un centro de acogida infantil.

Esta experiencia le marcaría para siempre, y aunque regresó a España para retomar su empleo durante un par de años, volvería a dejar a un lado la rutina. Su nueva aventura consistió en una vuelta al mundo de 5 años de duración, en la que visitaría 145 países de los 5 continentes viviendo todo tipo de experiencias. Fruto de sus viajes ha escrito el libro Cinco años en la carretera, en el que cuenta más de 1000 anécdotas viajes.

Lejos de conformarse con esto, Rubén sigue planeando nuevas aventuras. Actualmente ha visitado 170 países, por lo que pronto podría convertirse en el viajero español más joven en visitarlos todos (195). Su próximo objetivo: un viaje por Oceanía en el que visitará países como Kiribati, Tuvalu o Papúa Nueva Guinea.

 

Rubén Arnal

                                                                                                    Rubén, en el Campo Base del Everest

 

¿Cómo surgió la idea de dar la vuelta al mundo?

En el 2009 me fui un año de voluntario a Perú para trabajar en un hogar de niños y allí empecé a conocer a mochileros que llevaban viajando durante meses. Yo lo máximo que había viajado era un par de semanas, así que me dio una envidia tremenda y sabía que algún día tenía que probarlo. 

En el 2012 dejé mi trabajo y siguiendo el blog de un amigo de un amigo armé el itinerario de nueve meses y medio para dar la vuelta al mundo, tenía claro que en aquel viaje iba a priorizar mis destinos soñados: China, Sudeste Asiático, India, Nepal, Japón, Australia y Nueva Zelanda. Para completar la vuelta añadí Hawái, algunos lugares de Estados Unidos, Canadá, Bahamas y República Dominicana. Un lujazo.

 

¿Qué fue lo más difícil de tomar una decisión así?

La verdad es que no fue para nada difícil, lo tenía clarísimo. La gente me tachaba de loco por dejar voluntariamente un trabajo estable en un banco en plena crisis financiera y con una tasa de paro tan alta. 

Con el tiempo la gente me ha dado la razón y me felicita por la decisión tomada. Los días antes de un viaje tan largo siempre te genera un poco de ansiedad, pero en mi caso es subirme al avión y respirar tranquilo. Con el tiempo y la experiencia aprendes a dominar tus emociones y a convivir perfectamente con la incertidumbre. De hecho yo lo veo un aliciente en la vida, prefiero eso mil veces a la rutina de hacer día tras día las mimas cosas.

 

¿Cómo se lo tomaron tus familiares y amigos?

Algunos no acababan de entenderlo, pero la mayoría me mostró su apoyo y me dio ánimos. La gente todavía alucina cuando digo que me voy de viaje a lugares como Sierra Leona, el Líbano o Ruanda, asociados con guerras que terminaron hace años y por supuesto países como Malí, Níger, Argelia o Chad, asociados al terrorismo islámico, pero hay que diferenciar entre países peligrosos y áreas conflictivas. Mi objetivo es mostrar al mundo que la gente es buena por naturaleza y que la mayoría va a hacer por ayudarte y protegerte. Los países menos turísticos o conscientes de su mala fama son los que te reciben más cálidamente.

 

Rubén Arnal

Frente al Palacio de Potala, en el Tíbet

 

Tengo entendido que la mayor parte de tus viajes los haces en solitario. ¿Qué es lo mejor de viajar de esta forma?, ¿Y lo peor?

Lo mejor de viajar solo es la libertad que tienes en la toma de decisiones en todo momento. Tú eliges tu itinerario, presupuesto, cuándo comer, lugares donde dormir, qué monumentos visitar, etc. También al viajar solo es más fácil conocer gente y hacer nuevas amistades, ya sea otros viajeros o locales.

Lo peor es no tener a alguien cercano luego con el que compartir esos recuerdos y anécdotas. También cuando viajas con alguien puedes dividir las funciones y mientras uno averigua una cosa, el otro se puede quedar con el equipaje o preguntar en otro lado. Yo lo que echo de menos muchas veces es alguien que me haga una foto en condiciones o cuando suelto un chiste no tener que reírme solo, jaja.

 

¿Cuál es el continente por el que más te gusta viajar?

La verdad es que no tengo uno preferido, me quedo con todos. Asia por el choque cultural tan distinto, América por su naturaleza, África por la gente y su auntenticidad, Oceanía por sus playas paradisíacas y Europa por su historia y cultura.

Sí que es verdad que América Latina tiene el plus de compartir idioma, es más fácil empaparte de su cultura, y Asia en general es más económico, lo que facilita la toma de decisiones y poder hacer más actividades.

 

Entre tus destinos se encuentran algunos muy poco frecuentes: Kosovo, Kirguistán, Ruanda, Chad…¿qué te atrae de estos lugares?

Cada lugar tiene su encanto, ya sea la naturaleza, cultura, gastronomía o la gente. Muchas veces el simple hecho de llegar a un sitio remoto o complicado te satisface. En mi caso entré brevemente a países como Burundi o Sudán del Sur, y supuso un esfuerzo económico y de tiempo, pese a no tener grandes atractivos turísticos, pero el sentirte el único turista te hace revivir ese sentimiento aventurero pionero, y por qué no decirlo, especial.

 

Uno de los más insólitos es Corea del Norte. ¿Cómo fue tu experiencia en el país?

Yo lo disfruté muchísimo ya que es un sitio único en el mundo. El hecho de que haya tanto hermetismo y la mayoría de gente no tenga acceso a internet lo hace diferente. 

Al contrario de lo que mucha gente cree se podría decir que está más desarrollado que muchos países de África, Asia o América. Hay rascacielos, parques acuáticos, estaciones de esquí, hoteles en la playa, metro, buenos hospitales y colegios. Como curiosidad las visitas incluyeron un supermercado, un set de rodaje de cine, un spa, bolera, karaoke y la última cena fue en un restaurante giratorio en lo alto del hotel. 

Obviamente estoy en contra de cualquier régimen dictatorial, pero me gusta la idea de que la gente tenga acceso gratuito a la sanidad, educación, vivienda y alimentación básica.

 

Rubén Arnal

                                                                                                    En Pyongyang, Corea del Norte

 

¿Qué cinco países recomendarías visitar a todo viajero?

Me resulta dificilísimo elegir siempre que me hacen este tipo de preguntas, pero voy a obviar los típicos y me mojaría diciendo que Guatemala, Etiopía, Uzbekistán, Líbano e Irán.

 

¿Hay algún destino que se te haya resistido y quieras visitar en el futuro?

Uno de los países más complicados de visitar de manera independiente es Turkmenistán. Llegué a solicitar el visado en la embajada de Tayikistán, pero en ese momento no expedían, así que se me ha quedado en el tintero. 

Si alguien se pregunta que hay allí que desate mi interés, comentar que formaba parte de la ruta de la seda por lo que arquitectónicamente tiene maravillosas mezquitas, madrasas y caravasares, algunos sitios incluso patrimonio de la humanidad, y en medio del desierto hay un cráter de gas en Darvaza espectacular, que lleva prendido 40 años, también conocido como Puerta del Infierno.

 

Fruto de tu vuelta al mundo has escrito el libro 5 años en la carretera, que incluye más de 1000 anécdotas viajeras, ¿podrías contarnos alguna?

Es difícil escoger, jaja. En el libro hay un capítulo entero sobre timos y estafas al viajero, así que espero que esto ayude al lector. 

En Bali, Indonesia, me uní a un grupo de catalanas y viendo carteles con tipos de cambio mucho más ventajosos nos adentramos en uno de ellos. Ellas cambiaron primero y yo el último. El chico contó los billetes delante de mí y luego me los entregó. Yo por defecto profesional volví a contar los billetes y algo no cuadraba, faltaba dinero. Volví a contarlos, pero seguía faltando. Acto seguido las chicas contaron su dinero y también les faltaba dinero. Cual prestidigitador el tío contaba los billetes delante tuya, luego dejaba algunos tras el mostrador y te entregaba de menos. Descubierto el pastel, le exigimos al chico que aumentara la cantidad de rupias a la acordada, pero no le convenía, así que nos devolvió nuestros dólares.

 

Rubén Arnal

Libro de Rubén, con más de 1000 anécdotas viajeras

 

Una de tus grandes pasiones es la música. ¿Qué conciertos te han dejado sin palabras?

Uufff, si ya me es difícil elegir los países, casi más entre los literalmente cientos de conciertos que he visto. Me quedo con los shows de Rammstein, AC/DC, Alice Cooper, Iron Maiden, Kiss, y con menos parafernalia, pero un directo brutal: Metallica, Pantera y Motorhead

Como curiosidad vi en Perú a Kiss por 10€ en el 2009, la primera vez que tocaban en el país, a los valencianos Opera Magna en México y me encontré de casualidad a Leo Jiménez, cantante de Saratoga y Stravaganzza en lo alto de la pirámide de Teotihuacán. También estuve en el 20 aniversario del Rock al Parque en Bogotá, con más de 120.000 personas donde tocaron gratis entre otros Anthrax, Soulfly y Molotov, y en otro festival en Brasil donde tocaron Megadeth y Symphony X, pero que se suspendió al segundo día porque el promotor desapareció con casi todo el dinero.

 

 

¿Cuáles son tus planes de futuro?, ¿tienes previsto algún viaje?

Ahora empiezo a plantearme el visitar los 25 países que me quedan (llevo 170), dependerá de si me alcanza el dinero, la energía y me conceden los visados. El 4 de febrero del 2019 emprenderé un viaje que espero me lleve a conocer 13 países nuevos en Oceanía: Palaos, Timor Oriental, Papúa Nueva Guinea, Islas Marshall, Nauru, Kiribati, Islas Salomón, Micronesia, Fiyi, Tuvalu, Nauru, Samoa y Tonga. Aprovecharé para visitar nuevos sitios en Australia y Nueva Zelanda, y visitaré también Nueva Caledonia, Polinesia Francesa e Islas Cook, que no son países independientes, pero también tienen playas espectaculares.

 
 
Muchas gracias Rubén, ha sido un placer conversar contigo. Suerte en tu próximo viaje por Oceanía y espero que pronto logres conocer todos los países reconocidos por las Naciones Unidas!
 
 
Si queréis leer más sobre Rubén os recomiendo visitar su página web,en la que encontraréis información detallada de todos sus viajes, imágenes y anécdotas, así como seguirle en sus redes sociales de facebook, twitter e instagram.
 
 
Hasta pronto viajeros!
 
 
 
 

 ©2012 - 2019 Mis Rutas por el Mundo